Catar, Argentina y Austin refuerzan a Márquez

Marc Márquez (i), durante una rueda de prensa. /
Marc Márquez (i), durante una rueda de prensa.

MotoGP encara Europa entre dudas tras lo observado en las tres primeras pruebas del campeonato

BORJA GONZÁLEZ

«Dependerá de la ambición de Yamaha por mejorar la moto», respondió Jorge Lorenzo, segundo en Austin, a la pregunta de si su marca, de la que cada día está más lejos, tiene planes de evolucionar su M1. «A ver si tiene ganas de mejorar la moto durante la temporada, porque Honda sí que las tiene. Ahora parece que nuestro punto más débil es la electrónica. Al contrario que Honda empezamos muy bien y hemos mantenido esa moto sin mucha mejora, en cambio en Honda empezaron mal y se están acercando mucho. Espero que Yamaha no se conforme y mejore la electrónica y el feeling con los neumáticos». La pretemporada había otorgado el papel de máximo favorito al título al mallorquín, algo que refrendó con su victoria en la primera carrera del año en Catar. Pero Argentina y Austin han inclinado esa balanza del lado de Marc Márquez, que tras sufrir mucho en invierno se ha resarcido con la victoria en las dos últimas carreras disputadas. Dos Grandes Premios que, además, han levantado dudas acerca de los neumáticos Michelin, primero por el incidente con Redding en Termas de Río Hondo, y la extraña carrera a dos mangas del domingo que esto provocó, y después por las numerosas caídas que se están viendo.

Más información

«Estos neumáticos son muy competitivos y eso me gusta, pero no perdonan en caso de error», explicó Valentino Rossi el domingo en Texas después de salir con su primer cero en la general. «Con el Bridgestone no te caías prácticamente nunca, a lo máximo te ibas un poco largo, pero con estos es distinto. Me he caído ya en tres ocasiones, las mismas que en toda la pasada temporada y para Lorenzo es lo mismo».

«Yo creo que va a haber más caídas y carreras de eliminación como esta», añadió Lorenzo, que también vuelve a casa con un cero en la general tras el periplo americano. «A la mínima que no estés atento con el neumático delantero te puedes caer».

Sobre esto trabajarán los equipos en la jornada de entrenamientos extra prevista para el lunes posterior al Gran Premio de España, la próxima cita del calendario que se disputa en el circuito de Jerez. El Mundial regresa a Europa, y con esto a los trazados más de moto, circuitos más estrechos y con otro tipo de asfalto, que darán otra medida del estado de las cosas en la clase reina. Ahí, en Jerez, comenzó una racha de cuatro victorias consecutivas de Lorenzo que cimentaron su posterior título.

«Vienen una serie de circuitos que a mí se me dan bien pero que a Jorge el año pasado se le dieron muy, muy bien y llegan ahora circuitos más pequeños, de más aceleraciones, que es cierto que son cortas, pero es donde estamos perdiendo más, más estrechos, esto dificulta que si se mueve la moto tienes menos margen de error y nuestra moto se mueve un poco y tendremos que mejorar en ese aspecto», analizó Márquez, líder tras las tres primeras pruebas con 21 puntos de ventaja sobre Lorenzo, casi una carrera completa.

En el otro lado del box del Repsol Honda las cosas no pintan tan bien, tras un arranque complicado con Dani Pedrosa muy desdibujado y todavía buscando el punto con la nueva electrónica y los nuevos neumáticos, aunque en las pocas vueltas que pudo dar en Austin sí que apuntó a que había encontrado un camino por el que transitar para recuperar sus sensaciones.

Pedrosa, por otra parte, apuntó hacia otro aspecto a debate en este inicio del campeonato, el de la proliferación de los alerones en las motos, sobre todo en las Ducati, aunque se han visto desarrollos espectaculares también tanto en Yamaha como en Honda. Una innovación aerodinámica que podría tener un pero en su peligrosidad. En Argentina, Iannone llegó a tocar a Márquez con los alerones de su Desmosedici, cortando la cámara trasera de su Honda. En Austin, Pedrosa puso sobre la mesa un asunto sobre el que a buen seguro se debatirá desde Jerez.

«Opino que hay que pararlo por un tema de seguridad», afirmó con rotundidad. «En Argentina vimos cómo el ala de Andrea (Iannone) cortó la cámara 'on board' que llevamos detrás, la arrancó de cuajo, y está bastante dura. Si puede romper eso es mucho peor en un cuerpo. Creo que por un tema de seguridad hay que pararlo porque las alas hoy en día son muy grandes y tienen un perfil muy feo».