Así se empotró Jesús Calleja contra una duna del desierto

El coche de Jesús Calleja.

El aventurero leonés sufre un leve dolor de cuello pero no tendrá problemas para continuar en el Dakar

LEONOTICIAS

El aventurero leonés Jesús Calleja ha completado la tercera etapa del rally Dakar, aunque no sin problemas.

La prueba transcurría por el desierto, un terreno peligroso y que esconde diferentes trampas, donde los pilotos deben tratar de sortearlos.

En una de ellas, una duna, Calleja acabó empotrando su coche y ahí perdió una hora, aunque logró sacar su vehículo y recuperar tiempos.

El resultado: un buen dolor de cervicales que no impidieron al leonés seguir adelante en su segunda aventura en el Dakar.

 

Fotos