Santiago Varela: «España necesita ayudas al deporte y medidas fiscales para sus deportistas»

El diseñador de circuitos Santiago Varela./FEI/Jim Hollander
El diseñador de circuitos Santiago Varela. / FEI/Jim Hollander

Este madrileño es el encargado de diseñar el circuito de la Final de la Copa del Mundo de Saltos y ha sido elegido por Tokyo 2020 para que se encargue de la competición de saltos en los Juegos Olímpicos

JESÚS BALLESTEROSGotemburgo

A sus 51 años, Santiago Varela puede decir que tiene en sus manos gran parte del éxito de la Final de la FEI Jumping Worl Cup que se está celebrando en Gotemburgo (Suecia) durante estos días. Este madrileño que se tiró de cabeza al mundo de los caballos desde bien joven camina en lo más alto en la hípica y no es un exageración. Su trabajo como máximo responsable en el diseño de circuitos le ha servido para que el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 ponga la prueba de saltos en su manos.

Ahora es el jefe en su parcela en la Federación Ecuestre Internacional (FEI) y a pocas horas de la gran final hace balance de su trabajo, de la salud de la hípica y de las posibilidades de Eduardo Álvarez Aznar de proclamarse campeón del mundo.

-Permítame la broma, ¿qué hace un español en un sitio como éste?

Soy español y a mucha honra, presumo de ello. Comencé a diseñar recorridos hace 35 años y, poco a poco, la vida te va dando oportunidades, He estado en momentos claves y algo he tenido que hacer bien. A día de hoy tengo algo de reconocimiento internacional. Esta es mi tercera final en tres años. Pero no estoy solo, tengo un equipo en el que hay más españoles. Dicen que lo hacemos muy bien.

-¿Es mucha la responsabilidad?

Muy grande. Porque tenemos que hacer que el caballo salte bien. La gente se cree que estamos aquí para que el jinete derribe o no derribe y no. Estamos para que la competición sea buena y para que los caballos estén bien y salten bien.

-Menuda exigencia la del circuito de la clasificación.

Es que estamos en la final y debe ser exigente. Era grande y difícil, pero se hacía bien. Fue una competición bonita. Los seis primeros cometieron errores y no es fácil porque fallen cinco a la vez no es muy habitual.

Santiago Varela, durante la competición.
Santiago Varela, durante la competición. / FEI/Jim Hollander

-¿Tiene alguna previsión para la final?

Los ocho primeros están muy cerca. Cualquiera de los ocho puede ganar la final. Tenemos el orgullo de que el primer clasificado es español, Eduardo Álvarez, que es un super jinete. En la final tenemos dos vueltas y hay que esperar.

-Un Español en la final, y un diseñador español en el recorrido. El producto español vuelve a tener peso.

Yo como los árbitros soy neutral, el recorrido es para todos igual. El plan está hecho para todos y lo vamos a mantener. Pero dicho esto, Eduardo es mi amigo y lo quiero mucho. A Eduardo lo conozco desde que es Infantil. Cuando el gana su primer campeonato con 10 años, yo era el jefe de pista. Lo llevo viendo toda la vida como al resto de jinetes españoles, es un orgullo verlos a los españoles por el mundo y lo bien que lo hacen. En España tenemos esa costumbre de machacar a los nuestros, pero fuera nos tienen mucha consideración, cuando destacan la modestia de nuestros jinetes como Eduardo, que fue sexto en la Copa del Mundo.

Los jinetes españoles trabajan mucho, y no es casualidad. Hacen muchos esfuerzos personales en su vida.

-¿Hay alguna sorpresa en el recorrido para la final?

Hay 25 todas seguidas, 13 en la primera manga y 12 en la segunda. Es un pelín más exigente, pero más o menos igual que el anterior. El circuito va a progresar, pero es la final.

-¿Qué es lo más difícil cuando diseña un recorrido?

Que los caballos salten bien. La gente no entiende que en este deporte juegan dos corazones y dos cabezas a la vez. Los dos tienen sentimientos, ambos piensan y los nervios se transmiten en las dos direcciones. Este deporte es tan bonito porque no es matemático.

-Esto quiere decir Santiago, que no podemos dar nada por hecho para la final.

Absolutamente nada. Nada de nada. Hasta que pasen la última línea del último cronómetro no se puede dar nada por hecho. Te garantizo que la probabilidad de error es del 100% si aventuramos algo.

-Por último, me gustaría preguntarle por su experiencia, ¿cómo es la salud de la hípica?

Creo que es un buen momento para este deporte. Hay más dinero, más interés. Este deporte es una industria muy grande en países como Holanda, donde hay 400.000 practicantes. La salud es buena y hay que adaptarse a los tiempos. Hay mucho ruido, pero es un deporte tan bonito que nos sobrevive a todos.

-¿Es así también en España?

En España es un deporte minoritario. Se han hecho cosas bien y otras mal, pero es imposible que todo el mundo esté de acuerdo, pero la Federación española y su presidente han hecho un gran trabajo. La Federación ha sido ejemplo de gestión durante la crisis. Claro que nos gustaría tener mejores resultados, pero somos un país pequeño hípicamente hablando. Y somos muy cainitas en España.

No es fácil. Tiene que haber más ayudas para el deporte en España. La conciencia va a más, pero sin medidas fiscales para ayuda al deporte es imposible que el deporte funcione. Lo digo siempre, hablo del deporte en general. Los deportistas necesitan sponsors. Lo veo fuera, y los nuestros con suerte pueden entrenar a duras penas. Necesitamos ventajas fiscales de ayuda al deporte y en la hípica igual, porque sin ellas, no podremos llegar al nivel de los demás. Los deportistas españoles tienen un enorme mérito, te das cuenta cuando te paseas por el mundo y ves las diferencias.

Más información