Fútbol americano

Los Patriots y Tom Brady se convierten en leyendas tras ganar su sexta Super Bowl

Julian Edelman (11) y el legendario Tom Brady celebran el triunfo de los Patriots. / AFP

El quarterback de 41 años es el único jugador con seis trofeos Vince Lombardi, mientras que los Pats empataron la media docena de los Pittsburgh Steelers

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

El siglo XXI está siendo muy patriota. La experiencia triunfó otra vez en la Superbowl. celebrada esta vez en el Mercedes Benz-Stadium de Atlanta. En Georgia se disputó la edición LIII, en la que menos puntos (16) se han visto en la historia, y cayó de nuevo de lado de los New England Patriots, que volvieron a hacer valer su mayor experiencia para alegría de muchos de esos nostálgicos que se sienten identificados de una u otra manera con Robert Kraft, Bill Belichick y sobre todo Tom Brady. Ellos, dueño, entrenador y quarterback, son la única constante de los seis títulos de los Patriots... todos logrados en este siglo.

En 17 años la franquicia ha estado en nueve Superbowl y sólo un tercio de ellas no terminaron con un trofeo Vince Lombardi. Y eso que la actual campaña comenzó torcida. Muchos pensaron que ya eran demasiado viejos, que su dominio iniciado en 2002 se había terminado, que ya no eran tan buenos. Algunos incluso les veían fuera de los playoffs.

Se rehicieron, lograron como otras tantas veces superar todos los obstáculos y pudieron con Los Angeles Rams para conseguir un lugar privilegiado en la historia. «Este es su sexto campeonato… logrado por jugadores y técnicos excepcionales, que nos han proporcionado un modelo exitoso. Pero hay una constante durante estos 18 años, dos hombres que son los mejores en lo que hacen: Bill Belichick y Tom Brady», explicó Kraft.

«Nadie contaba con nosotros ni al principio ni a la mitad de la campaña, pero aquí estamos. Y aquí seguimos» Bill Belichick,

Gracias a ellos los Patriots son el equipo más laureado de la historia junto a Pittsburgh Steelers y Tom Brady, emocionado, dolorido y con lágrimas en los ojos se coloca como el único jugador con seis campeonatos. «No lo puedo creer. Qué año. Nos llevó un tiempo, pero tienes que insistir y encontrar la manera. Lo hicimos contra Kansas City, ante los Chargers y obviamente ante Rams. Equipos diferentes, diferentes estilos, pero somos campeones. Es algo irreal llevar seis títulos. Estoy muy orgulloso de mi equipo. Esta es mi motivación», dijo Brady quien, a sus 41 años, aún ve lejos la retirada y quiere más.

Y es que el tridente seguirá. «Este título es dulce, muy dulce. Este es un gran día para nuestro equipo. Nuestros chicos jugaron como campeones. Nadie contaba con nosotros ni al principio ni a la mitad de la campaña, pero aquí estamos. Y aquí seguimos», festejó exultante, Bill Belichick, que también puede presumir de contar con seis Vince Lombardi como George Halas y Curly Lambeau.

Poca puntuación

Fue una noche en la que el veterano coach (camino de los 67 años) disfrutó ya que la final le permitió demostrar su sabiduría. Fue muy cerrada ya que estuvo marcada por las defensas hasta el último cuarto, cuando Brady, el quarterback más veterano en ganar la Superbowl ya con dos años más que Peyton Manning, hizo magia. Por algo ningún otro jugador en la historia ha lanzado (392) y completado más pases (256). Su determinante drive de 69 yardas (lleva un total de 2.838) en el último cuarto para Rob Gronkowski lo convirtió en bueno el novato Sony Michel. Fue el único touchdown del partido.

«No lo puedo creer. Qué año. Es algo irreal llevar seis títulos. Estoy muy orgulloso de mi equipo. Esta es mi motivación» tom brady

Fue una final ganada por la experiencia de veteranos como Brady (pese a que su rating de 71.4 fue el peor de su carrera en una Superbowl), Julian Edelman -MVP de la final- o el citado Gronkowski, que medita retirarse. «Lo único que importa es que ganamos. Fue un año de locura. Tenemos un equipo persistente. Ha sido un año surrealista. La final no fue bonita, pero prefiero este triunfo feo que una derrota bonita», recordó Edelman, séptimo receptor que es nombrado MVP de la Superbowl.

Maroon 5 puso el espéctaculo

Gostkowski, que en el arranque falló un gol de campo de 46 yardas, selló con el 13-3 un partido de nervios y errores, que llegó con un 3-0 antes de las esperadas actuaciones musicales (Maroon 5 y los raperos Travis Scott y Big Moi) ya que Rams no sumaron aunque para la historia quedará que Johnny Hekker completó el punt más largo de la historia de la finales: 65 yardas en un estadio que pese a la presencia de famosos (Jon Bon Jovi, Usain Bolt, Jamie Foxx. Conor McGregor, Harry Kane, Kaká) no terminó de llenarse: 70.081 espectadores. Curiosamente se dieron cita menos aficionados que en la final de la MLS ( 73.019 espectadores en el Atlanta-Portland).

El soccer sigue creciendo, pero la audiencia televisiva aún muestra una gran brecha con el 'football', ese deporte dominado en este siglo por los Patriots gracias a tres hombres: Kraft, Belichick y Brady. Con ellos juntos, pese a que luzcan canas, los Patriots ya son favoritos para la Superbowl LIV.

Más información

 

Fotos