Lydia Valentín asegura que 'rezará' para ser abanderada olímpica

Lydia Valentín, este jueves, durante el acto oficial realizado en Madrid./Efe
Lydia Valentín, este jueves, durante el acto oficial realizado en Madrid. / Efe

La haltera, que tiene ahora tres medallas olímpicas, dos de ellas heredadas de rivales que hicieron trampas, dijo que espera recibir los premios económicos que le corresponden por este oro

EFEMadrid

Lydia Valentín, que recibió este jueves en Madrid la medalla de oro de los Juegos de Londres 2012, afirmó que este acto «de justicia» es «la única verdad que hay, la de que en el deporte hay unos valores y no puedes hacer lo que te dé la gana».

«No hay otra verdad. Si no respetas las normas te tienes que echar a un lado y vas a ser sancionado», afirmó Valentín, que gana el oro tras la descalificación por dopaje de las tres levantadoras que la precedieron en la competición olímpica.

«Para mí no son deportistas. Se convierte en un circo y cuanto más lejos, mejor», subrayó la deportista leonesa, que afirmó que va a «rezar» para ser elegida abanderada del equipo español en los Juegos de Tokio 2020.

Valentín, que tiene ahora tres medallas olímpicas, dos de ellas heredadas de rivales que hicieron trampas, dijo que espera recibir los premios económicos que le corresponden por este oro, como ocurrió con la plata de Pekín 2008.

«Todo lo que conlleva lo voy a tener porque creo que es justo«, afirmó.

Recibir finalmente el oro de Londres le permite «cerrar un capítulo» y «entrenar tranquilamente sin pensar en cuándo va a llegar la medalla».

El Europeo, el Mundial y Tokio

«Ahora mi foco es el Europeo, el Mundial y la clasificación para Tokio. Y dar el 200 por ciento como siempre«

Preguntada por si la federación internacional de halterofilia hace todo lo posible para que no vuelvan a ganar medallas deportistas que estén dopados, la levantadora cerró los ojos, se pensó la respuesta durante muchos segundos y contestó: «Yo espero que sí».

Respecto a la posibilidad de que, dado su historial, sea la encargada de llevar la bandera española en la ceremonia inaugural de Tokio 2020, Valentín no disimuló su interés.

«El hecho real es que ninguna chica española tiene tres medallas en tres diferentes Juegos. En masculino está el gran Saul Craviotto, que tiene cuatro, y por justicia tendríamos que ser él o yo«, afirmó.

«Obviamente, voy a mirar por intentar que sea yo. Pero creo que al final es cuestión de justicia. Si fuera mi caso estaría encantadísima. Ojalá sea así, voy a rezar por ello«, afirmó.