Atletismo

Jemima Sumgong, campeona olímpica de maratón, suspendida ocho años por mentir en un control

Jemima Sumgong, campeona olímpica de maratón en Río./Reuters
Jemima Sumgong, campeona olímpica de maratón en Río. / Reuters

Para explicar su positivo por EPO, la keniana había indicado a las autoridades antidopaje haber recibido una inyección de esta sustancia, así como una transfusión sanguínea, en un hospital de su país tras un embarazo extrauterino

COLPISA / AFP

La keniana Jemima Sumgong, actual campeona olímpica de maratón, fue suspendida ocho años por haber intentado obstaculizar la investigación sobre un control positivo por EPO, mintiendo y suministrando documentos falsos, según indicó este viernes la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU).

Sumgong, primera campeona olímpica keniana de maratón después de su victoria en los Juegos de Río en 2016, había dado positivo por EPO fuera de competición, cinco meses después de su oro en Brasil, lo que le valió una suspensión de cuatro años.

Convocado por la AIU, el tribunal disciplinario de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) estimó que Sumgong había mentido durante la investigación sobre su positivo, además de haber utilizado documentos falsos respecto a un tratamiento recibido en un hospital para intentar explicar la presencia de EPO en su organismo, detalla el veredicto.

El tribunal decidió suspender a Sumgong (34 años) durante ocho años desde el juicio, celebrado el 17 de enero. Para explicar su control positivo, Sumgong había indicado a las autoridades antidopaje haber recibido una inyección de EPO, así como una transfusión sanguínea, en un hospital keniano tras un embarazo extrauterino, suministrando un certificado escrito por un médico.

La investigación probó que Sumgong no acudió a ese hospital en la fecha indicada y que el documento suministrado era falso, en «una tentativa deliberada de obstaculizar a la justicia», indica el juicio. «Aplaudimos la decisión del tribunal disciplinario», afirmó el director de la AIU, Brett Clothier.

«Esperemos que esto envíe un mensaje a los dopados de que la AIU posee importantes capacidades de investigación y no tolera la manipulación de pruebas», añadiendo su felicitación a la agencia nacional antidopaje keniana (ADAK) por su contribución, «un compañero de calidad en el combate contra el dopaje en Kenia».

Sumgong había sido ya condenada a dos años de suspensión, castigo reducido a uno en apelación, en un primer caso de dopaje en 2012 por la toma de Prednisolona, un esteroide prohibido. La atleta puede ahora presentar apelación al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

 

Fotos