Eurocopa Hockey

Oro para España, plata para Portugal y bronce para Italia

La selección española celebrando su triunfo/Eurohockey
La selección española celebrando su triunfo / Eurohockey

De la mano de Sergi Fernández, la selección se coronó campeona de Europa, título que no ganaba desde 2012

EFEA Coruña

España, campeona del mundo, vuelve a reinar en el hockey europeo después de haber superado en la final (6-3) a Portugal, que cedió el título pero al menos se quedó con la plata, mientras que el bronce se lo llevó Italia ante Francia (5-2).

Las paradas de Sergi Fernández, y la actuación coral de un equipo con filosofía ofensiva condujeron a España a un título que no ganaba desde 2012.

La selección se lo ha arrebatado, precisamente, a la anterior campeona, que llegó a adelantarse en el marcador antes de estrellarse en el muro en que se convirtió el guardameta español y sufrir las acometidas de los jugadores de Alejandro Domínguez.

Los lusos perdonaron en los últimos metros; los españoles, no. El Palacio de los Deportes de Riazor vibró con la victoria de la selección, aunque, ni mucho menos, rozó el lleno. En las gradas también había una sonora representación portuguesa.

A ritmo de la gaita gallega, el himno español sonó en A Coruña a la conclusión de los nueve días de hockey que vivió la ciudad.

El bronce fue para la selección italiana, que superó en la final de consolación a Francia (2-5) en el Palacio de los Deportes de Riazor.

Ni italianos ni franceses fueron capaces de ver portería en el primer periodo del encuentro, y dejaron los goles para el segundo tiempo, en el que la 'azzurra' no dio opción a su rival.

Después de 33 minutos de sequía, Italia cobró ventaja con un penalti que transformó Domeneco Illuzzi.

Otra acción a bola parada, una falta directa, dio lugar al segundo gol de los galos. Falló el lanzamiento Alessandro Verona, pero en el segundo intento no perdonó.

Los italianos aprovecharon la inferioridad de Francia por una azul a Carlo di Beneddetto para anotar el tercero, obra de Davide Banini.

Iluzzi puso el cuarto en el marcador para sentenciar la final cuando quedaban poco menos de nueve minutos para el final.

En ese periodo cayeron otros tres goles. Roberto di Benedetto transformó un penalti para Francia, Verona volvió a situar a los italianos cuatro arriba en el marcador y en otra pena máxima, el '6' de la selección francesa cerró la final de consolación.

El quinto puesto se lo adjudicó Suiza, que sorprendió a Andorra (3-5), y en la disputa por la séptima y octava posición Alemania se llevó por delante a Inglaterra (6-12).

En la liguilla por las tres últimas posiciones, en la última jornada Austria ganó a Holanda (4-5) y concluyó noveno, con la selección de los Países Bajos en el décimo puesto y Bélgica, undécima.

Contenido Patrocinado

Fotos