Natación

Catalina Corró recae de su tumor cerebral

La nadadora Catalina Corró. /Archivo
La nadadora Catalina Corró. / Archivo

La nadadora balear abandona temporalmente la competición para pasar de nuevo por el quirófano

COLPISAMADRID

Duro revés para Catalina Corró. La nadadora ha anunciado a través de su perfil de Instagram que abandona temporalmente la competición a causa de una recaída en el tumor cerebral del que fue intervenida en 2017. «Me tienen que volver a operar porque algo de mi cerebro no está bien y está sufriendo», ha revelado la balear, una de las grandes especialistas de la natación española en piscina corta, ganadora de la medalla de oro en los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2018 en la prueba de 400 metros estilos.

«El día 10 de septiembre los cirujanos me decían que me tienen que volver a operar porque algo de mi cerebro no está bien y está sufriendo. Juro que llevo desde ese día intentando sacar fuerzas de donde sea para afrontar la situación y sacarla adelante pero se me está haciendo un poco de bolita», relataba la joven en el post en el que daba cuenta de la necesidad de colgar temporalmente el bañador para afrontar el nuevo obstáculo que le ha puesto la vida.

«No paro de repetirme que tengo que ser fuerte y estar tranquila en todo momento pero, después de todo lo que he pasado, he decidido aceptar que no siempre puedo estar al pie del cañón, no siempre se puede estar en primera fila para luchar y no siempre se puede ver la parte positiva cuando uno quiere. Hay que aprender a pasar por los sitios más profundos que te puedes encontrar para luego, cuando estés preparado, empezar a escalar», explicaba la nadadora, de 24 años, que en marzo de 2017 tuvo que someterse a una delicada intervención tras serle detectado un grave tumor cerebral.

Ver esta publicación en Instagram

2nd ROUND!🤟🏽 Llevo semanas intentando escribir este post pero cada vez que lo empiezo me pongo a llorar y tengo que dejarlo. Así que hoy voy a intentarlo y espero poder acabarlo: Si algo me caracteriza es la fuerza de voluntad que tengo para levantarme después de un duro golpe. El día 10 de septiembre los cirujanos me decían que me tienen que volver a operar porque algo de mi cerebro no está bien y está sufriendo. Juro que llevo desde ese día intentando sacar fuerzas de donde sea para afrontar la situación y sacarla adelante pero se me está haciendo un poco de bolita😅. No paro de repetirme que tengo que ser fuerte y estar tranquila en todo momento pero, después de todo lo que he pasado, he decidido aceptar que no siempre puedo estar al pie del cañón, no siempre se puede estar en primera fila para luchar y no siempre se puede ver la parte positiva cuando uno quiere. Hay que aprender a pasar por los sitios más profundos que te puedes encontrar para luego, cuando estés preparado, empezar a escalar. Así que sí, los ataques de ansiedad, las noches sin dormir por miedo a cerrar los ojos y los días enteros llorando pasarán. Y, una vez más, la vida me enseñará a valorar más lo que tengo a mi alrededor y a ser, todavía, más paciente. Por ahora no quiero decir adiós a mi mundo solo me atrevo a pronunciar un hasta luego!❤️ Muchas gracias a @cnsabadell y @aquarapidcom por seguir apoyándome. Y a todo mi equipo por darme ánimos y cuidarme🥰

Una publicación compartida de Catalina Corró Lorente (@catalinacorro) el

Dos meses después de aquel mazazo, regresaba a las piscinas para retomar los entrenamientos y se imponía a Mireia Belmonte en la prueba de 400 estilos en los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2018, muestra de su carácter irredento, al que apela de nuevo a fin de volver más fuerte del delicado trance que se ve obligada a afrontar.

«Los ataques de ansiedad, las noches sin dormir por miedo a cerrar los ojos y los días enteros llorando pasarán. Y, una vez más, la vida me enseñará a valorar más lo que tengo a mi alrededor y a ser, todavía, más paciente», apunta en el post que ha colgado en Instagram la nadadora del CN Sabadell. «Por ahora no quiero decir adiós a mi mundo solo me atrevo a pronunciar un hasta luego!», concluye antes de dar las gracias a su equipo.