Cto. Mundo Cross

Blanca Fernández destaca la dureza del circuito de Aarhus

Salida de la prueba./Reuters
Salida de la prueba. / Reuters

La leonesa se tomará un descanso antes de iniciar la temporada de pista, pero antes se plantea buscar una buena marca en 5.000 o 10.000 para aprovechar su pico de forma

EFE

La atleta leonesa Blanca Fernández de la Granja ha destacado la «dureza extrema» del circuito del campeonato del mundo de campo a través disputado este sábado en Aarhus (Dinamarca), que concluyó en el puesto cincuenta y nueve, segunda española tras Irene Sánchez-Escribano que fue vigésimo quinta.

«Por los comentarios de gente del atletismo con décadas en este tipo de campeonatos, se asemejaba más a una prueba de montaña que para corredores de campo a través o de pista«, ha declarado.

Ha añadido que había continuas subidas y bajadas y además estaban peraltadas, por lo que sufrían muchísimo los tobillos y cada vuelta de los 10.200 metros -más de los 10 kilómetros que indicaba la organización- «era un suplicio mayor», ha asegurado.

La corredora del FC Barcelona, que debutaba en una cita mundialista en categoría individual sénior tras haberlo hecho en el mundial por relevos en 2017 en Uganda, se ha mostrado «muy satisfecha porque aunque parezca una clasificación muy alejada, era una circuito muy alejado de las condiciones de una atleta de fondo».

En concreto, la discípula de José Enrique Villacorta consideró que supo «gestionar la carga, intentando ir de menos a más y quizá el único pero pudo haber sido salir con menos precauciones, pero no hubiera variado demasiado la situación».

Sobre la retirada de la campeona de España y auténtica líder del equipo nacional, la atleta nacionalizada Trihas Gebre, la corredora leonesa ha reconocido que «durante la carrera no afectó al equipo su retirada -lo hizo antes de concluir la segunda vuelta por unas molestias-, pero está claro que con su presencia seguro que se habría logrado ascender de la décima plaza por equipos».

Fernández se centrará, tras un breve descanso, en intentar aprovechar su estado de forma en distancias largas, al haber tenido una temporada marcada por una lesión que retrasó la preparación y disputar alguna prueba de 5.000 ó 10.000 metros