Bundesliga

Suspendido el presidente del Schalke por declaraciones racistas

Clemens Tönnies, presidente del Schalke 04. /Sascha Schuermann (Afp)
Clemens Tönnies, presidente del Schalke 04. / Sascha Schuermann (Afp)

Tönnies ha recibido una cascada de críticas tras defender la construcción de un gran número de centrales eléctricas en África con estas palabras: «Así, los africanos dejarían de talar árboles y de hacer niños desde que oscurece»

COLPISA / AFPBERLÍN

El Schalke 04 suspendió el martes por la noche a su presidente, Clemens Tönnies, durante tres meses por declaraciones consideradas racistas con los africanos.

El consejo de deontología le reprocha en un comunicado haber «infringido la prohibición de discriminación incluida en los estatutos del club». Pese a ello, ha considerado «infundada» la acusación de racismo y por ello no ha aplicado sanciones más graves, como el despido.

La polémica se extendió durante varios días en Alemania tras las declaraciones realizadas el jueves por el presidente del Consejo de Supervisión del Schalke 04 durante una conferencia de profesionales del sector de la alimentación, en la cual el empresario prosperó, amasando una fortuna de unos dos mil millones de euros según la revista 'Forbes'.

En su discurso, Tönnies se opuso a la imposición de impuestos al carbono en Alemania para luchar contra el calentamiento global. Y para reducir las emisiones, defendió construir un gran número de centrales eléctricas en África. «Así, los africanos dejarían de talar árboles y de hacer niños desde que oscurece».

Críticas

«Cuanto más lo pienso, más se hace inimaginable que un hombre de su posición y de su experiencia hable de la población de un continente entero de una manera tan desagradable», opinó Cacau, de 38 años, exfutbolista de la selección alemana nacido en Brasil y hoy a la cabeza del Comité de Integración de la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

Como Cacau, varias personalidades han condenado las palabras de Tönnies, incluida la ministra de Justicia, Christine Lambrecht. «En ningún otro lugar la integración es tan exitosa y tan rápida como en el deporte, no debe ponerse en peligro», criticó la política, que llamó a la DFB a «gestionar» el caso Tönnies.

Tönnies presentó el domingo sus disculpas, con un comunicado difundido en la web del club, estimando que fue «inapropiado» y asegurando que defiende los valores del Schalke, que se oponen a cualquier forma de «racismo, discriminación o exclusión».

En los últimos días varias polémicas han sacudido el fútbol alemán. Acusado de simpatías con el movimiento neonazi, Daniel Frahn, capitán del Chemnitz (de tercera división), ciudad donde tuvieron lugar importantes manifestaciones antimigrantes bajo el llamamiento de la extrema derecha el año pasado, fue despedido. A finales de julio, dos comentaristas de la televisión del Borussia Dortmund, incluido el exjugador Patrick Owomoyela, fueron sancionados tras unos deslices verbales durante un partido amistoso del BVB contra el Udinese italiano, en el que Owomoyela imitó la voz de Adolf Hitler en antena.

Temas

Racismo