Mundial 2018

Rusia 2018

Una lección mundial

Los aficionados de Senegal, limpiando la grada. /
Los aficionados de Senegal, limpiando la grada.

Los aficionados de Japón y Senegal dan un ejemplo de civismo al limpiar las gradas de los estadios donde jugaron sus selecciones

Víctor M. Robledo
VÍCTOR M. ROBLEDO

Los aficionados de Colombia que apuraban el martes sus últimos 'selfies' en el Mordovia Arena presenciaron una escena que les sorprendió. Con el césped ya vacío tras la victoria de Japón por 1-2, un grupo de seguidores nipones perfectamente organizado se afanaba en dejar su grada tan limpia como la encontraron al acceder al estadio. Los restos de comida, los vasos y otras huellas del partido eran depositados fila por fila en las bolsas de basura de color azul que llevaban preparadas. La misma imagen se vio unas horas después en el Otkrytie Arena de Moscú, concretamente en los sectores ocupados por la afición de Senegal durante el choque ante Polonia. La actitud de senegaleses y japoneses es una de las grandes lecciones de civismo que deja el Mundial transcurrida la primera semana de competición.

Los seguidores de Colombia no dudaron en felicitar a los de Japón no solo por su triunfo en el partido, sino también por su gesto posterior. Varios aficionados compartieron a través de las redes sociales unas imágenes que se viralizaron en cuestión de minutos y que fueron muy aplaudidas desde todos los rincones del mundo.

Ya en 2014, durante el Mundial de Brasil, los japoneses protagonizaron un episodio similar al término del enfrentamiento con Costa de Marfil en la fase de grupos. Se trata de una práctica habitual en el país nipón en cualquier evento público, como conciertos musicales o acontecimientos deportivos, pero infrecuente en la cultura occidental. Pese a la decepción por la derrota de su equipo, varios aficionados colombianos se unieron a las labores de limpieza iniciadas por los japoneses.

Para Senegal, limpiar su sector del estadio se convirtió en una peculiar manera de celebrar su histórica victoria sobre Polonia, la primera para un país africano en lo que va de competición. Los seguidores desarrollaron la tarea a ritmo de tambores africanos y también fueron aplaudidos por el público polaco aún presente en el estadio.

Japón y Senegal iniciaron su andadura en el Mundial dando la sorpresa ante dos equipos a priori superiores como Colombia y Polonia. De momento, los elogios a ambas selecciones trascienden más allá de lo puramente deportivo. Sus aficiones han dado una lección al mundo.

Contenido Patrocinado

Fotos