Fútbol internacional

El Manchester City gana la Community Shield en los penaltis

Los jugadores del Manchester City celebran la victoria./EP
Los jugadores del Manchester City celebran la victoria. / EP

Es la segunda supercopa inglesa consecutiva que ganan los 'Citizen', tras la lograda el año pasado frente al Chelsea

COLPISA/AFPMadrid

En la pelea por la supremacía en el fútbol inglés entre Manchester City y Liverpool, el vigente campeón de la Premier League ganó el primer asalto tras conquistar en los penaltis la Community Shield, el tradicional torneo con el que se abre la temporada en Inglaterra, este domingo en Wembley.

El título se decidió desde el punto de penal, en una tanda en la que el chileno Claudio Bravo atajó el disparo del holandés Georginio Wijnaldum, en único error de los 10 lanzamientos efectuados, y que supuso el título para los 'Citizens'. Antes, el City, vigente ganador del triplete nacional (liga, Copa y Copa de la Liga) se había adelantado con tanto de Raheem Sterling en la primera parte (12') y el camerunés Joel Matip forzó los penales para el Liverpool en la segunda (77').

El partido, sin embargo, no comenzó demasiado bien para el City, que a los once minutos vio como perdía por lesión al alemán Leroy Sané, tras recibir una entrada del lateral Trent Alexander-Arnold. El alemán fue sustituido por el brasileño Gabriel Jesus, aunque antes del cambio llegó el primer tanto para el City, en una falta frontal lanzada al costado izquierdo, que acabó con un centro y la dejada de espuela de David Silva para que Sterling remachara a placer.

En la segunda parte, Mohamed Salah tiró al palo , poco después de que su compañero Virgil van Dijk estrellase una volea contra el larguero y la pelota cayese sobre la línea de gol. A continuación, Sterling tuvo una gran ocasión para sentenciar la final, pero se entretuvo al quedarse sólo frente a Alisson Becker. Este error pareció afectar a los 'Citizens', que a partir de ese momento quedaron a merced de los 'Reds', que acabaron empatando a falta de quince minutos para el final, en una jugada entre los dos centrales, con Van Dijk asistiendo y Matip rematando a la red desde el área pequeña.

Decisivo Bravo

En los últimos minutos, los hombres de Jürgen Kloop tuvieron ocasiones para llevarse la final, pero primero Kyle Walker salvó sobre la línea un remate de Salah y Bravo atrapó un peligroso disparo del suizo Xerdan Shaqiri. Ya en la tanda de penaltis, Bravo se mostró de nuevo decisivo deteniendo el disparo de Wijnaldum y Gabriel Jesus anotó ante su compañero en la selección brasileña Alisson el tanto que dio el título a los de Pep Guardiola.

El City comenzará la próxima semana su defensa de la Premier League con un título en el bolsillo. Además, puede tener un efecto anímico a su favor, al haber logrado la victoria sobre el rival que le disputó el campeonato hasta la última jornada de la temporada pasada.

El Liverpool, por su parte, buscará al fin ganar una Premier League, un título que no consigue desde 1990, cuando el campeonato inglés aún no había recibido su actual denominación. Antes, el 14 de agosto, tendrá ocasión de conquistar un nuevo título europeo, cuando dispute como vencedor de la última Champions la Supercopa de Europa frente al Chelsea, vencedor de la última Europa League, en Estambul.