CAN 2019

Mahrez, estrella de la Copa África y un golazo al odio

Riyad Mahrez celebra el 2-1 a Nigeria perseguido por sus compañeros de Argelia/REUTERS
Riyad Mahrez celebra el 2-1 a Nigeria perseguido por sus compañeros de Argelia / REUTERS

El argelino del City, héroe ante Nigeria, responde a los comentarios racistas de la Agrupación Nacional que teme incidentes en la final de la Copa África tras los 280 detenidos del domingo

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

En una Copa África que parecía destinada al lucimiento de Mohamed Salah o de Hakim Ziyech la estrella del torneo está siendo otro zurdo: Riyad Mahrez. El jugador del Manchester City es el nuevo capitán de Argelia, a la que ha llevado hasta la final del viernes frente a la Senegal de Sadio Mané. Aunque anotó en el debut de los 'Zorros del Desierto' contra Kenia (2-0) y repitió en octavos contra Guinea (3-0) se esperaba más de un futbolista capaz de hacer creer a un modesto como el Leicester hasta llevarse una Premier League (en la 15-16) en la que fue nombrado 'MVP' de la competición y que esta campaña ha aportado 12 goles y 12 pases de gol en 44 partidos al póker del City (Comunitty Shield, Copa de la Liga, Premier League y FA Cup).

Y su momento llegó en semifinales. Primero cuando una incursión suya por la banda derecha terminó con un balón al área que Troost-Ekong, en su intento de despejar, terminó metiendo en su propia portería y después en la prolongación, cuando todo el mundo se preparaba para la prórroga.

Un golpe franco en la media luna que se tornó en una especie de penalti para evitar otro tiempo extra como en cuartos ante Costa de Marfil. Le pegó fuerte, al lado del portero Akpeyi que no pudo repeler el potente golpeo. «Ha sido mi gol más importante con la selección (13 en 52 partidos además de 28 asistencias). Mi sueño es ganar la Copa de África», explicó ilusionado.

Ese gol de oro le convirtió en héroe y desató la locura en el césped de El Cairo, en Argelia y en Sarcelles, su localidad natal en Francia. El sueño de ganar el título 29 años después es real para millones de aficionados argelinos que tomaron las calles francesas, y también algunas españolas, y acabaron provocando incidentes en varias ciudades.

De hecho, un total de 282 personas fueron detenidas en Francia, según el ministerio del Interior que también aclaró que algunas de esas detenciones estaban relacionadas también a la fiesta nacional del 14 de julio. Hubo tensiones e incidentes en Marsella, Lyon y París, donde hubo incidentes entre aficionados y policía en la avenida de los Campos Elíseos donde hubo también muchas multas por conducción peligrosa de vehículos.

«Ha sido mi gol más importante con la selección, mi sueño es ganar la Copa de África» Riyad Mahrez

Mahrez, en plena alegría por el triunfo, aprovechó para responder a través de las redes sociales a Julien Odoul, miembro junta ejecutiva de la Agrupación Nacional (Rassemblement national, RN) y que hasta 2018 era conocido como Frente Nacional, que el domingo por la mañana había afirmado desear una victoria de Nigeria para evitar la «violencia y el saqueo» en los Campos Elíseos de los fanáticos argelinos. «Digo esto con un poco de burla, pero una gran cantidad de lucidez, creo que la única manera de que tengamos una tranquila y apacible noche es que Nigeria aplastaste a Argelia», dijo Odou.

De hecho, veía más eficaz el triunfo de las 'Águilas Verdes' que la actuación del gobierno para «prevenir» la «violencia y el saqueo» de la «marea de banderas argelinas» y poder así «preservar nuestra fiesta nacional». Mientras el RN exigía la prohibición de los Campos Elíseos a los aficionados argelinos.

Mahrez, con mucha ironía, le dedicó el gol a Julien Odoul. «Este tiro libre es para ti», estamos juntos escribió en Twitter donde el dirigente de RN se burló. Consideró «demasiado honor» que le respondiese además de calificar su golpe franco fue «tan notable como la devastación recurrente de tus 'partidarios' en Francia», que consideró «insoportable». De hecho, le pidió a Mahrez que «sea tan bueno denunciándolos con fuerza y pidiendo calma».

El futbolista zanjó el asunto de manera más elegante: «El fútbol gana al odio. Que tengas una buena noche». El viernes será la cita decisiva contra Senegal, a la que Argelia ya derrotó en la segunda jornada de la fase de grupos por 0-1, con gol de Belaïli.