Segunda B | Playoff

La Ponferradina ya acaricia el ascenso

Isi celebra uno de sus goles. / SDP

Un espectacular partido de los bercianos les da más de medio billete para Segunda | Dos golazos de Isi y otro de Kaxe dieron la victoria al conjunto blanquiazul, que mostró una versión defensiva sobresaliente que 'secó' al ataque del Hércules

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Dicen que la noche de San Juan es una noche para soñar, una noche de ilusiones. Esta definición casa a la perfección con lo vivido por la afición de la Ponferradina en Alicante. El conjunto blanquiazul ha puesto un pie y medio en Segunda División tras ganar 1-3 al Hércules en un soberbio partido a nivel defensiva que contó con la actuación estelar de un sobrenatural Isi Palazón. El Toralín (sábado, 19:30 horas) será una fiesta para celebrar un ascenso que está muy cerca de las manos blanquiazules.

1 Hércules CF

Falcón; Nieto, Pablo Íñiguez, Samuel, Adrián; Fran Miranda (Jona, min. 79), Diego Benito; Chechu (Juli, min. 69), Carlos Martínez, Alfaro; Benja

3 SD Ponferradina

Manu García; Son, Míchel Zabaco, Trigueros, Ríos Reina; Sielva, Larrea (Saúl, min. 75) ; Pichín (Jorge García, min. 83), Bravo (Yuri, min. 79), Isi; Kaxe

GOLES
0-1, min. 4, Isi. 0-2, min. 37, Isi. 0-3, min. 68, Kaxe. 1-3, min. 90+3, Samuel.
ÁRBITRO
Velasco Arbaiza (Colegio Vasco). Mostró amarilla a Alfaro por parte del Hércules y a Trigueros, Bravo y a Ríos Reina por parte de la Ponferradina

Reacciones

Era la eliminatoria definitiva y ambos conjuntos saltaron al campo con precauciones, sin querer cometer errores, precavidos y muy atentos a todo lo que el rival tratase de proponer. Daba la sensación de que iba a ser un inicio muy táctico, parado, sin apenas ocasiones... pero sólo un mago, un genio, podía romper esta previsible situación.

Una vez más, el genio ciezano Isi Palazón fue el que puso algo diferente sobre el césped, en esta ocasión en el Rico Pérez. Colmado de confianza, que le rebosa a borbotones después de un playoff brillante, una vez más lo probó. Su zurda, que todo apunta a que pasará a los anales de la Ponferradina, envió un misil, con el partido aún desperazándose, a la escuadra de Falcón. Los de Bolo daban un paso de gigante hacia Segunda.

Este gol cambió el panorama del partido. El Hércules tuvo que dar un paso adelante en busca de un gol que le diera vida en la eliminatoria. Lo positivo para los alicantinos era que quedaba un mundo, lo negativo el estado pletórico del cuadro blanquiazul y su gran mentalidad para ser un muro en defensa.

La Ponferradina y su cara más sólida

Aún así, los locales encontraron una rendija. En un error berciano en la salida de la pelota, Chechu Flores asistió a Benja, que se quedó solo ante Manu García, trató de definir entre las piernas del sevillano, pero el meta blanquiazul le ganó la partida. Los de Bolo salvaban la primera y única situación de peligro de la primera mitad.

Los alicantinos llegaban más y tenían más el balón, pero el gran sistema defensivo ideado por Bolo y tejido por los once vestidos de rosa impedía que los ataques locales llegarán a buen puerto. Los extremos lo intentaban con asiduidad, Benja se 'pegaba' con los centrales en cada jugada... pero la Deportiva tenía el partido controlado.

Además, los blanquiazules creaban peligro en cada acercamiento. Bravo, tras un centro de Pichín, que robó el balón cerca del área, estuvo cerca de hacer el 0-2, pero su control se fue largo. Solo el balón parado inquietaba a la Ponferradina, en un arte que los de Bolo dominan, pero también el Hércules. En la estrategia, las fuerzas se igualaban, pero sólo Íñiguez generó algo de inquietud en una falta lateral.

Otra genialidad de Isi

El partido lo acabó de romper y de inclinar de lado berciano el mago Isi. De nuevo su zurda, esa varita que encandila a la afición blanquiazul, que les hace soñar despiertos y que les está acercando al gran reto de las últimas temporadas, volvió a hacerles gritar. Pichín comandó una contra en la que cedió el balón, en la frontal, al murciano. Los centrales ya le temían, le dieron medio metro y el ciezano volvió a poner el balón en la escuadra. La Ponferradina se iba 0-2 al descanso.

El Hércules tenía que salir con todo en la segunda mitad. Aún así, el primer aviso fue de Carlos Bravo con un disparo tremendo que Falcón logró desviar. El guión sería el previsto, con el conjunto alicantino asediando a los bercianos, que aguantaban.

La más clara para los locales llegó pronto. Carlos Martínez recibió un balón rechazado en el área y disparó, pero Zabaco se interpuso en el chut a bocajarro desviando el esférico a córner.

Kaxe sentencia

Fueron unas ocasiones que hicieron estar prevenido al conjunto berciano, pero reaccionaron con una doble ocasión de Carlos Bravo y Trigueros que hicieron temblar al Hércules. La eliminatoria estaba a punto de cerrarse, un tercer gol podría ocasionarlo.

Y así fue. Kaxe fue el encargado de hacer el tercero justo después de haber tratado de asistir a Carlos Bravo. En la secuela de esa jugada, el balón llegó al delantero vasco que, con un disparo cruzado al segundo palo, puso la sentencia al partido y prácticamente a la eliminatoria.

Los hombres clave

Mágico

Isi Palazón

Su zurda rebosa y destila magia e ilusión. En los albores del partido, un zurriagazo cuando nadie se lo esperaba generó la locura. Golazo por la escuadra. Minutos después, en el 37', tras haberse ganado ser temido, soltó otro zurdazo ante una defensa que ya no sabía qué hacer con él. Héroe blanquiazul, sin duda.

Un muro

Manu García

Si Isi Palazón brilló con luz propia, también lo hizo la defensa berciana. Y, como 'jefe' de la misma, Manu García. El meta sevillano hizo lo que se le pide a un portero en un partido de esta altura: aparecer en momentos clave. Detuvo un mano a mano a Benja con 0-1 y tuvo varias intervenciones de mérito en instantes clave.

El Hércules atacó con todo. Un gol iba a darles algo de esperanza en un horizonte, ya de por sí, muy oscuro para ellos y tremendamente luminoso e ilusionante para los de Jon Pérez Bolo.

Entró Jona en el cuadro alicantino para tratar de dar cantidad y calidad al ataque local mientras que Bolo tiraba de Yuri, de su experiencia y su saber estar, para gestionar bien estos minutos finales.

Samuel Llorca da algo de esperanza al Hércules

Tuvieron ocasiones los alicantinos a balón parado, por medio de Samuel y Fran Miranda, y en otro tipo de jugadas de Alfaro, con una intervención de Manu García sensacional, y de Carlos Martínez. La más clara fue de Jona, con un cabezazo que se fue al travesaño.

Lo intentó en estos minutos el Hércules con todo, por el honor y por buscar algo de esperanza entre las tinieblas que una gran Ponferradina había ocasionado en la noche de San Juan alicantina. Samuel Llorca dio algo de esperanza a los herculanos con un gol en la última jugada del partido que, pese a él, deja la eliminatoria claramente inclinada de lado berciano.

El ascenso ya no parece algo lejano. El ascenso es algo que en Ponferrada tocan con sus manos, que ya saborean, pero que deberán de conseguir definitivamente en El Toralín. El próximo sábado (19:30 horas), el estadio ponferradino será una fiesta que ansiará esa vuelta a Segunda que ahora, más que nunca, parece real.