La final del Fuenlabrada se empieza a jugar en Barreiro

Entrenamiento de la Ponferradina./
Entrenamiento de la Ponferradina.

La Ponferradina buscará un nuevo triunfo en el campo del filial del Celta de Vigo para llegar a la próxima cita del Toralín dependiendo de sí mismo para ser líder

R.FARIÑAS

La final por el primer puesto la empieza a jugar la Sociedad Deportiva Ponferradina este domingo.

El equipo de Jon Pérez Bolo viaja a tierras gallegas para medirse al Celta de Vigo B -domingo, a las 12:00-, en el Municipal de Barreiro, con el objetivo de seguir sumando victorias y afrontar de tú a tú el próximo partido en el Toralín, donde recibirá al Fuenlabrada en un duelo por la primera plaza.

El técnico del conjunto berciano espera que su plantilla se centre en este partido y no mire a otros resultados, que podrían afectar directamente a las aspiraciones de los blanquiazules en las estas jornadas decisivas.

Bolo considera que este será «un partido difícil, ante un rival que hace las cosas bien y que querrá conseguir los puntos que le den la permanencia cuanto antes».

Las bajas marcarán la convocatoria de los deportivistas, y el entrenador tendrá que hacer encaje de bolillos para confeccionar un once de garantías. «Hay jugadores de sobra para cubrir las bajas. Tienen posibilidades de jugar muchos jugadores».

El Celta B, fuerte en casa

El rival de la Ponferradina esta jornada, el filial olivico, llega en una buena dinámica como local, donde ha conseguido cuatro victorias consecutivas que le han permitido tomar aire.

El equipo de Rubén Albés destaca por un juego valiente y vertical, buscando hacer daño en todo momento, y ello le lleva a cometer errores defensivos que debe castigar el ataque berciano.

En la primera vuelta, el Celta de Vigo B ya dio la sorpresa en el Toralín, donde consiguió rascar un punto.