Primera

La Liga más apretada del siglo

Los jugadores del Sevilla celebran la victoria ante el Celta. /Afp
Los jugadores del Sevilla celebran la victoria ante el Celta. / Afp

Los dos puntos de ventaja que tiene el Sevilla, líder de Primera, con respecto al Alavés, sexto de la clasificación, es la menor distancia en las 19 Ligas disputadas en el siglo XXI

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Seis equipos en dos puntos. Entre el Sevilla, líder de Primera, y el Alavés, sexto clasificado, sólo hay dos puntos de diferencia después de haberse disputado 8 jornadas (24 puntos en juego). Nunca en el siglo XXI había habido una liga tan igualada en España como la actual. De hecho, el conjunto que entrena Pablo Machín ha alcanzado el liderato después de estar hace cuatro jornadas a 8 puntos del Barcelona, al que le 'robó' el liderato este domingo. De hecho, la Liga es tan igualada a estas alturas, que el Sevilla es uno de los cuatro peores líderes de la historia de la competición después de haberse disputado 8 jornadas de Liga. El conjunto hispalense suma 16 puntos tras haber conseguido 5 victorias, un empate y dos derrotas, los mismos guarismos que logró el propio Sevilla en la temporada 1940-41 y el Espanyol en la 1939-40. Aunque el peor líder de la historia liguera tras 8 jornadas es el Athletic, que lo logró tras haber ganado cuatro partidos y haber empatado y perdido dos.

La anterior liga más apretada fue en la temporada 2016-17, cuando entre el Atlético, primero en la clasificación y el sexto, el Athletic, sólo había tres puntos.

Los dos puntos que separan al Sevilla del Alavés, sexto clasificado, es la menor distancia entre los primeros clasificados de las 19 ligas que se han disputado en el siglo XXI. La anterior liga más apretada fue en la temporada 2016-17, cuando entre el Atlético, primero en la clasificación y el sexto, el Athletic, sólo había tres puntos. Los mismos puntos de diferencia había en la campaña 2006-07 entre el Barcelona, líder, y el Getafe, sexto en la tabla. Un año muy recordado en el Sevilla, ya que hicieron doblete (Europa League y Copa) además de luchar la liga hasta casi la última jornada con un recordado partido en Mallorca.

Pobre arranque liguero de los favoritos

Uno de los motivos de que esta Liga esté tan igualada es que estamos ante el peor arranque liguero de los últimos años de los tres equipos que han copado las tres primeras posiciones en los últimos años. El Barcelona tiene 15 puntos tras las 8 primeras jornadas en el que es su peor inicio liguero desde la temporada 2005-06, en la que curiosamente terminó ganando Liga y Champions con Frank Rijkaard y sumaba 13 puntos tras haber ganado sólo tres partidos (cuatro empates y una derrota). Han tenido que pasar 13 años para ver a un Barcelona con tan pocos puntos tras ocho jornadas de La Liga. Los azulgrana suman 15 puntos tras haber ganado cuatro partidos, empatado tres (Girona, Athletic y Valencia) y una derrota ante el Leganés.

Leo Messi, cabizbajo tras el partido ante el Valencia.
Leo Messi, cabizbajo tras el partido ante el Valencia. / Afp

Una situación similar pasa con el Real Madrid, que acumula 319 minutos ligueros sin marcar un gol (más 90 ante el CSKA), algo que sólo empeora el Cagliari italiano y Dijon francés entre las cinco grandes ligas europeas, y ha tenido el peor arranque liguero desde que está Florentino Pérez en la directiva blanca. El equipo de Julen Lopetegui ha ganado cuatro partidos, pero ha empatado dos (Athletic y Atlético) y ha perdido otros dos (Sevilla y Alavés). Además, ni Real Madrid ni Barcelona han ganado en tres jornadas consecutivas de La Liga, algo que no sucedía desde mayo de 2009, cuando el título ya estaba decidido matemáticamente. Con el título aún en juego, no se veía una situación similar desde las jornadas 18, 19 y 20 de la temporada 2002-03.

Ni Real Madrid ni Barcelona han ganado en tres jornadas consecutivas de La Liga, algo que no sucedía desde mayo de 2009

El Atlético es el otro equipo que está firmando su peor arranque liguero desde que Diego Pablo Simeone está en el banquillo. Los rojiblancos suman 15 puntos tras haber sumado cuatro victorias, tres empates y haber encajado una derrota ante el Celta. Tras un inicio preocupante con sólo 5 puntos de 12 posibles, ha encadenado cuatro jornadas sin encajar gol en las que ha sumado 3 victorias -la última este domingo ante el Betis- y un empate que le han aupado a la zona alta de la clasificación. Una situación similar vive el Valencia, que ha empezado la Liga con cuatro empates en sus cuatro partidos en casa, a lo que hay que sumarle una victoria, dos empates y una derrota en sus cuatro salidas. De hecho, el equipo de Marcelino García Toral sólo ha marcado 6 goles en las 8 primeras jornadas de una Liga por primera vez en su historia.

Los jugadores del Atlético celebran el triunfo ante el Betis.
Los jugadores del Atlético celebran el triunfo ante el Betis. / Reuters

Sevilla, líder tras un pésimo inicio

Y luego está el Sevilla, el líder de Primera. Y eso que empezó la Liga con muchas dudas y tras la derrota ante el Betis en el derbi sevillano la destitución de Pablo Machín se rumoreó en la capital hispalense. Es el único equipo de la Liga que ha ganado cinco partidos, aunque en su debe tiene dos derrotas, la mencionada ante el Betis y en casa ante el Getafe. Tras aquellas dos derrotas consecutivas ocupaba la decimotercera posición de la clasificación con sólo cuatro puntos y cuatro jornadas después ha cuadruplicado sus puntos gracias a cuatro victorias consecutivas y le ha recortado 8 puntos al Barcelona. Incluso hubo gritos pidiendo la dimisión del presidente Pepe Castro.

Tras el parón de selecciones volverá la Liga más apretada del siglo con un duelo entre el Barcelona y el Sevilla en el Camp Nou el día 20, en un duelo que podrá decidir, con permiso de Atlético -que visita Villarreal-, y Real Madrid -que recibe al Levante- quién es el nuevo líder de una Primera más igualada que nunca.

 

Fotos