Barcelona

Bartomeu calienta la llegada de Griezmann y enfría la de Neymar

Josep Maria Bartomeu, durante la rueda de prensa. / Foto: Lluis Gene (Afp) | Vídeo: Atlas

El presidente del Barça niega que haya caso con el brasileño, revela que ya se ha producido una conversación con el Atlético para resolver el fichaje del francés y resta importancia a la dimisión de Jordi Mestre, cuyas funciones asume

P. RÍOSBARCELONA

Josep Maria Bartomeu ha confirmado que asume el cargo de vicepresidente deportivo del Barcelona además del de presidente tras la dimisión de Jordi Mestre por discrepancias con el rumbo deportivo adoptado por la entidad en una rueda de prensa en la que ha revelado que ya han mantenido un contacto con el Atlético para que Antoine Griezmann se enfunde la camiseta azulgrana, algo que terminará sucediendo en cualquier caso dado que el Barça cerró hace tiempo el acuerdo con el francés y éste ya adelantó que saldría del Metropolitano en verano previo pago de los 120 millones de su cláusula de rescisión, y ha negado que exista 'caso Neymar'. «Sabemos que Neymar quiere irse del PSG pero también sabemos que el PSG no quiere que Neymar se vaya. Por lo tanto, no hay caso», ha mantenido.

Tuvo que salir a la palestra el directivo a raiz de la crisis abierta con la salida de quien hasta ahora había sido el hombre fuerte en el área deportiva de la directiva y con el objetivo de que el cisma no enturbiase la presentación del holandés Frenkie De Jong, que llega al Barça procedente del Ajax y con el objetivo de devolver el juego de toque que constituyó el santo y seña de los azulgranas desde los tiempos de Johan Cruyff, ratificado luego en el periplo de Pep Guardiola.

Admitió que Mestre le comunicó su marcha hace un par de días por «discrepancias con el área deportiva de la junta» y señaló que él entendió «sus motivos», a los que pretendió dar un marchamo de normalidad dado el desgaste derivado de sus responsabilidades. «Estoy acostumbrado a asumir estas responsabilidades cuando corresponde», apuntó al confirmar que él desempeñará sus funciones a partir de ahora y recordar que ya se encargó de la parcela deportiva «durante cinco años cuando Sandro Rosell era presidente».

«Esto no significa que haya ninguna crisis. El grupo está fuerte y salimos reforzados de cada situación. Son cargos que desgastan y por eso suele haber renovaciones», aseguró Bartomeu, que enfatizó que la junta directiva del Barça tiene «muchas ganas y muchos retos por delante». No quiso confirmar la continuidad de Pep Segura como mánager deportivo pese a que las críticas recibidas por éste pesaron en la dimisión de Mestre, su gran valedor en la directiva, pese a que se le inquirió por ello en varias ocasiones. Incidió en que su propósito es hacer «un análisis» en los próximos días y reconoció que ha hablado con Víctor Valdes respecto a una posible vuelta al organigrama del Barça. «Me dijo, '¿presi no crees que es hora de volver a casa?' Le dije que sí, y en unos días le haremos llegar una propuesta», apuntó sobre el que fuera guardameta azulgrana.

Reunión por Griezmann

Sostuvo Bartomeu que un eventual regreso de Neymar al Barça no guarda relación con la dimisión del que hasta ahora había sido vicepresidente deportivo. «La salida de Jordi Mestre no tiene nada que ver con Neymar», recalcó. No quiso profundizar en la situación del brasileño remarcando que nunca hablan de jugadores de otros equipos «por un tema de respeto institucional y deportivo».

Sí confirmó que el jueves se produjo una reunión entre Óscar Grau y Miguel Ángel Gil Marín sobre Griezmann, aunque no entró en detalles de lo hablado al pertenecer «al ámbito de las negociaciones» y sus palabras suscitaron una dura respuesta inmediata del Atlético, que acusó al Barça y a Griezmann de haberle «faltado al respeto» al club rojiblanco.

«Hay interés» por el galo, confesó en cualquier caso sobre un futbolista que alcanzó el acuerdo con el Barça hace ya meses. Su llegada no convence a todos los sectores del barcelonismo tras el portazo del pasado verano, cuando el Barça estaba seguro de su llegada, pero Bartomeu restó importancia al movimiento que hizo entonces el francés señalando que «las circunstancias son distintas».

Más información

Entreabrió de nuevo la puerta al aterrizaje de Matthijs de Ligt, que parecía haber elegido la Juventus frente al Barça, el Manchester United y el PSG. «Hace tiempo dije que yo sabía dónde jugaría De Ligt la próxima temporada. Lo sigo sabiendo y no puedo decir más», espetó con una sonrisa que deja entrever que el fichaje del central del Ajax sigue siendo posible.

Respaldó a Ousmane Dembélé y Philippe Coutinho, los dos futbolistas más caros en la historia del Barça pero cuya continuidad está en duda. «Son dos hombres fundamentales para nuestro proyecto deportivo», indicó, especialmente convencido de las virtudes del francés. «Lo considero mejor que Neymar».

Y lanzó por último un mensaje de ilusión sobre el futuro de la sección de baloncesto el mismo día en que se presentó al pívot Brandon Davies, quen se suma a las llegadas de Cory Higgins y Álex Abrines, así como la renovación de Thomas Heurtel, si bien la joya de la corona podría ser Nikola Mirotic. «Nos quedan algunas cosas que discutir con sus agentes, pero a mí me gustaría. Sí puedo confirmar que está avanzado, pero no está cerrado», manifestó sobre el hispano-montenegrino.