Jornada 5

Llega la primera herida del vigente campeón

El Barça, que jugó con uno menos tras la expulsión de Lenglet, se deja los primeros puntos del curso tras empatar a dos ante el Girona

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

Llegó la primera herida en la batalla del vigente campeón. El Barça pierde los primeros puntos en Liga en un duelo donde el Girona lo hizo todo bien para ganar, pero al que le faltó fuelle para aprovechar los errores de bulto de los azulgrana y la ventaja numérica. Cierto es que el Barça contó con importantes ocasiones y, de haber tenido algo más de puntería, el resultado podría haber sido otro. Pero la suerte sonríe a los audaces y Eusebio lo es, es listo, buen entrenador y sus equipos saben a lo que juegan. Empataron Barça y Girona con gol de Messi y doblete de Stuani que empatan en lo más alto de la tabla de realizadores. Las tablas, las primeras de la temporada dejan el liderato ajustado al máximo.

El Barça vio como una de las mejores media hora que ha disputado este año se iba al traste con la jugada de Lenglet. Saltaba por los aires la ventaja, el buen juego y todo comenzaba de cero tras el descanso. Hasta el codazo del francés, el equipo de Valverde había asediado al Girona que de no ser por Bono habría asumido el asueto con una goleada en contra. El ex del Sevilla tuvo el peor estreno posible como titular.

2 Barcelona

Ter Stegen: Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets, Arthur (Coutinho, min. 58), Vidal (Rakitic, min. 58); Messi, Dembélé (Umtiti, min. 46) y Luis Suárez.

2 Girona

Bono; Bernardo, Alcalá, Juanpe, Muniesa, Aday; Granell (Douglas Luiz, min. 72), Pere Pons, Aleix García (Borja García, min. 46); Portu (Doumbia, min. 84) y Stuani.

Goles
1-0. min. 19. Messi. 1-1. min. 45. Stuani. 1-2. Min. 51. Stuani. 2-2. min. 63. Piqué.
Árbitro
Gil Manzano (extremeño). Expulsó a Lenglet (min. 35). Amonestó a Semedo, Arthur, Stuani, Bernardo, Juanpe, Alcalá, Portu, Piqué.
Incidencias
Estadio Camp Nou. 76.055 espectadores.

Nada pudo hacer Bono en la jugada del gol de Messi, pero antes le había sacado una mano imposible al argentino y, más tarde, otra ocasión de Luis Suárez, que sigue en ese continuo bajón en su rendimiento. La memoria histórica y los registros del delantero uruguayo en los últimos años deben darle la bula de la que goza, pero no es menos cierto que el Barça necesita un sustituto urgente para él. Debe ser la prioridad máxima del club para el próximo verano. Y es que, entre otras cosas, el internacional no está ya para jugar 90 minutos.

Su homólogo, Stuani, demostró cómo se desenvuelve un 9 cerca del área. Con uno menos y jugando Busquets de central, le robó la cartera a éste y a Piqué para terminar superando a Ter Stegen. La jugada se había repetido minutos antes, pero el gol llegó con los estertores del primer tiempo.

Un punto y aparte que descolocaría al Barça y a su entrenador. Y es que mientras Valverde hizo el cambio lógico sacando del banco a Umtiti para retirar a Dembélé, Eusebio se la jugó sacando a un jugador ofensivo como Borja García.

La contra iba a ser el arma clave de los pupilos de Eusebio. El de La Seca vio el movimiento antes que su homólogo y el 1-2 de Stuani le daba la razón. Volvía a aparecer el atacante charrúa del Girona para hacer un doblete en el Camp Nou. Para mostrar toda la efectividad que le faltó a Suárez instantes antes. Los dos compatriotas mostraron la cara y la cruz en un duelo donde el Barça sufrió para defender el liderato.

Con el marcador en contra y un jugador menos, Valverde tocó arrebato y puso a los titulares sobre el verde. La oportunidad concedida a Arthur y Vidal dejó un regusto amargo por lo escaso ofrecido por ambos. Entiende Valverde que para evitar lo del curso pasado, es obligado rotar y tener a todos los jugadores enchufados para lleguen los meses en los que se deciden los títulos, pero habrá que verlos con más asiduidad para no ser injustos en la crítica.

Ya con Coutinho y Rakitic dirigiendo la orquesta, el Barça se volcó en la portería de Bono. Messi estrellaba el balón a la escuadra minutos antes de que Piqué se redimiera en parte de su nefasta actuación en defensa. Su gol colocaba las tablas con media hora por delante y el Girona buscaba frenar el acoso. Se alzó imperioso por encima de todos y el vuelo de Bono fue estéril.

En una semana importante en Liga, por jugarse tres jornadas en ocho días, el Barça no quería que se esfumara esa racha que le venía manteniendo en lo más alto. Había ganado todos los encuentros disputados en lo que va de curso, pero el inicio del Girona también está siendo notable.

Llegaba a Barcelona de ganar los dos últimos partidos. Se defendió como gato panza arriba pese al enorme cansancio acumulado a lo largo de los kilómetros recorridos. El terreno de juego parecía estar cuesta abajo hacia la portería de Bono sin recursos ofensivos para los de Eusebio. Pero la remontada no llegó y el Barça se dejaba los primeros puntos de la temporada.

 

Fotos