Jornada 7

El Athletic también hurga en la herida del Barça

Messi se lamenta tras una acción. / Albert Gea (Reuters)

Los azulgrana suman tres partidos sin ganar tras empatar en un choque con goles de De Marcos y Munir

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

Acaba septiembre y lo hace con un nuevo tropiezo del Barça. El vigente campeón ha perdido en apenas una semana toda la efectividad que había mostrado en los primeros partidos de temporada. Hacía dos años que no encadenaba tres partidos ligueros sin ganar. Y salvó la derrota ante un Athletic combativo, pero lo hizo en los minutos finales, volcado como un equipo desesperado que busca, al menos, un premio menor. Empató en casa tras empatar ante el Girona y perder frente al Leganés, y lo hizo dejando señales de que algo no carbura en el equipo de Ernesto Valverde.

La alarma sigue encendida, sobre todo, echando un ojo al exigente calendario que se le avecina en el mes de octubre. El Barça jugará ante Valencia, Sevilla, Real Madrid, Tottenham e Inter de Milán y lo hará con numerosas dudas en su juego.

Por más rotaciones que haga Valverde, el Barça no es capaz de salir del peligroso bucle en el que ha entrado. Donde los errores en defensa se repiten y la falta de control del juego es alarmante. Asumiendo que el Athletic ofrecería mayor resistencia que Girona o Leganés, salió el cuadro azulgrana sin Messi ni Busquets. Reconstruyó la medular Valverde con Sergi Roberto como pivote y un cuarteto de lugartenientes para Luis Suárez formado por Rakitic, Vidal, Dembélé y Coutinho.

1 Barcelona

Ter Stegen, Semedo, Lenglet, Piqué, Alba, Sergi Roberto (Busquets, min. 51), Arturo Vidal (Messi, min. 55), Rakitic, Coutinho, Luis Suárez y Dembélé (Munir, min. 80).

1 Athletic

Unai Simón, De Marcos, Yeray, Íñigo Martínez (Nolaskoain, min. 23), Balenziaga, Dani García, Beñat (San José, min. 67), Raúl García, Susaeta, Yuri y Williams (Aduriz, min. 78).

Árbitro:
Jaime Latre (aragonés). Amonestó a Yeray, Rakitic, Busquets, Dani García, Nolaskoain y Messi.
Goles:
0-1: min. 41, De Marcos. 1-1: min. 84, Munir.
Incidencias:
Estadio Camp Nou. 78.015 espectadores.

Es el brasileño el más preciso a la hora de generar peligro y crear ocasiones de gol. La tuvo antes del descanso, pero remató manso a escasos metros de Unai Simón. Un joven portero que rozó la internacionalidad sacando dos clarísimas ocasiones a Luis Suárez. Aunque algo mejor que en anteriores jornadas, el ariete charrúa sigue necesitando todo un mundo para ver puerta. Su pírrica aportación anotadora también influye en que partidos de este tipo no se decanten a favor del Barça como en cursos anteriores.

Crisis

Pese a que el planteamiento del Athletic se ha repetido en cada partido del año y, sobre todo, en los últimos enfrentamientos ante el cuadro de Valverde, la crisis por la que atraviesa el Barça dejó nuevas muestras sobre el verde del Camp Nou. Piqué sigue penando su semana más horrible de los últimos meses, y el gol de De Marcos pudo no ser el único tras unos primeros minutos abrumadores del cuadro vasco. Antes de la doble ocasión de Luis Suárez, Williams, por partida doble, y Raúl García podían haber abierto la lata antes.

Más información

Sea como fuere, al Barça le tocaba otra vez remontar, algo que se ha convertido en costumbre en lo que va de ejercicio liguero. Movía el banco Valverde dando entrada a Busquets (por lesión de Sergi Roberto) y a Messi.

Ya fuera por la necesidad imperiosa de los locales, por la entrada del astro argentino, por el bajón físico de un Athletic que no dosificó esfuerzo alguno, o por todo ello a la vez, pero lo cierto es que la última media hora de partido se convirtió en un asedio constante a la portería de Unai Simón.

Las ocasiones fueron cayendo del lado azulgrana, pero sigue necesitando muchas el Barça para celebrar algún gol. Tan claras como el tiro al larguero de Coutinho o el disparo al palo de Messi, pero no sería hasta los minutos finales cuando se lograba batir al jovencísimo portero rojiblanco. Munir se aprovechaba de una doble jugada de Messi para poner las tablas en el marcador. Un empate a uno que no variaría pese a que el equipo de Valverde seguía con el modo zafarrancho puesto. Salvaba la derrota el conjunto azulgrana, pero no la semana horrible que ha vivido en Liga. El Athletic, que no gana un partido desde la primera jornada, por fin puntuaba en la ciudad condal y hurgaba así un poco más en la herida abierta.

 

Fotos