Grupo A | Jornada 2

Zidane lamenta que el Madrid tirase la primera parte

Zinedine Zidane, en conferencia de prensa. /EFE
Zinedine Zidane, en conferencia de prensa. / EFE

El técnico subraya que los goles del Brujas fueron «de risa», pero valora el «corazón» y la «entrega» de sus futbolistas en el segundo tiempo

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Zinedine Zidane tenía sobrados motivos para la frustración tras el empate del Real Madrid frente al Brujas en la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Las tablas firmadas frente a la teórica 'cenicienta' del grupo que completan PSG y Galatasaray dejan a los blancos en mala posición, pese a que la superioridad de su plantilla frente a belgas y turcos debería valerles para lograr el pase a octavos siempre y cuando no sumen más sobresaltos. El francés puso el foco en la mala entrada de sus pupilos al choque, lo que les costó dos goles «de risa».

«Hicimos un mal primer tiempo. Entramos muy mal en el partido. Enseguida nos metió en dificultad el rival. No controlamos nada. La segunda parte fue distinta, cambiamos la actitud y controlamos el partido. Me quedo con eso y con el punto», dijo Zidane en una rueda de prensa en la que se le vio muy serio, decepcionado por la mala imagen en un encuentro que consideraba capital tras la debacle del Parque de los Príncipes.     

Lamentó que sus futbolistas no pusiesen la tensión debida desde el silbido inicial. «Es lo de siempre, en el fútbol tenemos que estar concentrados desde el minuto uno. En la primera parte no lo hicimos bien. La segunda parte lo cambió todo, jugamos con más corazón y entrega», valoró el francés, que a diferencia de su homólogo, Philippe Clement, no consideró que la expulsión de Vormer en la recta final del choque lastrase las opciones del Brujas de llevarse la victoria del Santiago Bernabéu. «No creo que haya cambiado algo», atajó.     

Aunque el Madrid volvió a adolecer de la falta de intensidad que citó como clave de la hecatombe frente al PSG, Zidane negó este martes que el problema sea que sus futbolistas no se tomen en serio algunos partidos como el del Brujas. «Los dos goles que nos metieron son de risa. Puede pasar eso que pasó en la primera parte, pero no es un problema de no querer. Sabemos que había que sumar los tres puntos, por lo menos intentarlo del minuto 1 al 90 pero en los primeros 45 minutos no ha sido posible. Luego en la segunda parte sí y nos llevamos un punto», indicó con amargura.

«En el fútbol tenemos que estar concentrados desde el minuto uno. En la primera parte no lo hicimos bien. La segunda parte lo cambió todo, jugamos con más corazón y entrega»

A Zidane tampoco parece preocuparle la dificultad para traducir las ocasiones en goles, al menos de cara al público. «Yo no estoy preocupado. Sabemos que tenemos que crear y meter la que tengamos. En los 10 primeros minutos, no llegando mucho, pero estando más acertados, se podía marcar. Tenemos que ir a por el partido desde el minuto 1 y molestar al rival», manifestó.

Rendimiento de Courtois

Admitió la valoración que hizo al término del choque Sergio Ramos en redes sociales. «Una primera parte muy mala, una segunda parte con el coraje y la entrega que se espera de nosotros. Tenemos que hacer más, tenemos que hacerlo mejor», dijo el capitán, de regreso a la Champions cumplimentada la sanción de dos partidos que se le impuso por forzar una amarilla ante el Ajax en la ida de octavos de la pasada edición. «Coincido con lo que dice Sergio. Es lo que hicieron en la segunda parte. Prefiero quedarme con la segunda parte y olvidarme de la primera. Pero hay que reflexionar también sobre la primera parte y es lo que vamos a hacer», manifestó el preparador, que aseguró que las ausencias de Bale y James en la convocatoria se debieron a que estaban «tocados los dos».

Tuvo por último palabras para Courtois, señalado por la afición del Real Madrid tras otra primera parte para el olvido y que no salió en la segunda por problemas estomacales. «Está mal», dijo del estado físico del belga. Pero negó estar inquieto por sus prestaciones. «Lo que intentamos es hacerlo bien, él también. La segunda parte fue mejor, de todos, y me quedo con eso. De la primera parte podemos culpar a Thibaut, pero yo soy el primer responsable de lo que hicimos. Menos mal que tuvimos la reacción y me quedo con la reacción», remachó.