Fase Grupos | Jornada 1

Brilla el campeón, relanzado por Isco y Bale

Isco y Bale celebran uno de los goles del Real Madrid a la Roma /Reuters
Isco y Bale celebran uno de los goles del Real Madrid a la Roma / Reuters

El Real Madrid firma un debut espectacular ante la Roma en el que la goleada, con golazo incluido de Mariano en su reestreno, se quedó corta

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

No tendrá tanto gol el Real Madrid sin Cristiano Ronaldo, pero la marcha del portugués ha liberado a todos y en su debut continental el equipo blanco quiso demostrar que aun sin la estrella que garantizaba medio centenar de tantos por temporada está capacitado de nuevo y, más motivado aún si cabe, para escribir otra gloriosa página con una cuarta Copa de Europa consecutiva. Con un juego brillante no exento de trabajo en el estreno en su competición fetiche, fueron Isco y Bale, llamado a ser decisivo en esta Champions, quienes se encargaron de relanzar al campeón ante una Roma sobrepasada por la calidad, el dominio y la ambición de los blancos. El resultado a favor de un equipo comprometido y solidario, con Keylor Navas otra vez titular y héroe en el Bernabéu al evitar el empate al comienzo de la segunda parte, se quedó muy corto.

En un partido completísimo del Madrid, incluso pudo reestrenarse por fin, y lo hizo con un golazo, Mariano, sobresaliente sustituto del extremo galés, ante quien se puso en pie, al igual que con Modric, la afición madridista por su tremendo despliegue e insistencia que tuvo su premio con el zurdazo del 2-0 tras un magistral pase de Modric, cinco minutos después de que el galés lanzase al larguero. El campeón, tan insaciable en conjunto como Cristiano en solitario, está de vuelta y decidido a por la 'decimocuarta' y a hacer disfrutar a un Bernabéu que vivió una noche de fútbol espectacular a la que sólo le faltaron más goles, porque lo impidieron el portero de la Roma y un mayor acierto en el remate.

El Madrid no lució el logotipo de la Champions en sus camisetas, llevaron el parche de las 13 Copas de Europa en la manga izquierda y en la derecha la 'orejona' con un 2018

Con una Roma muy distinta a la que se convirtió en verdugo del Barça en el Olímpico, porque el Bernabéu y el rey de Europa imponen demasiado, el golazo de Isco de libre directo, que emuló al primero de Messi del día anterior, hizo algo de justicia al fútbol desplegado por el Real Madrid en el período inicial, en el que los blancos ya merecieron más de un tanto. Con Bale desatado y el juego preciso y veloz del Madrid, hasta media docena de ocasiones claras tuvo el equipo de Lopetegui en una primera mitad en la que el campeón divirtió al Bernabéu, con un asedio constante durante los 20 minutos iniciales. Se salvó de milagro la Roma por las intervenciones de Olsen y la falta de puntería de los madridistas, que impidieron que los locales reflejasen mucho antes en el marcador la enorme diferencia de juego, de clase y de mando entre unos y otros.

3 REAL MADRID

Keylor Navas, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo, Modric (Ceballos, min. 85), Casemiro, Kroos, Isco, Bale (Mariano, min. 72) y Benzema (Asensio, min. 61).

0 AS ROMA

Olsen, Florenzi, Manolas, Fazio, Kolarov, Zaniolo (Pellegrini, min. 54), De Rossi (Schick, min. 69), Nzonzi, Ünder, Dzeko y El Shaarawy.

Árbitro:
Bjorn Kuipers (Holanda). Tarjetas amarillas a Sergio Ramos, De Rossi y Dzeko.
Goles:
1-0: min. 45. Isco. 2-0: min. 59: Bale. 3-0: min. 91: Mariano.
Incidencias:
Partido correspondiente a la primera jornada de la Liga de Campeones 2018-2019, disputado en el Santiago Bernabéu. Unos 75.000 espectadores.

Que Isco saliese como titular en lugar de Asensio no fue ninguna sorpresa, al contrario que la entrada en el once de Keylor Navas después de que parecía evidente que Courtois iba a ser el portero indiscutible en la Champions. Hasta la segunda parte no tuvo sin embargo trabajo el costarricense, porque el defensor del título quiso ser una apisonadora desde el primer minuto y dejar sus credenciales ante una Roma en principio atrevida pero que no tardó en atemorizarse frente a la avalancha blanca. Con un juego ofensivo y combinativo en el que Isco disfrutó entre líneas y Bale lo intentó de todas las maneras posibles, sobre todo desde la derecha, aunque a veces demasiado ansioso, lo único que le faltaba al Madrid era gol.

Isco emula a Messi

No definía el Madrid sus muchas acciones y, tras tomarse una tregua, aunque sin sufrir en defensa, porque el único peligro de la Roma estaba a balón parado, los blancos volvieron a tocar a rebato en el tramo final previo al descanso. Entonces, en una de las numesosas y amenazantes combinaciones en la frontal del área, De Rossi agarró a Isco y fue el propio '22' quien encontró portería con un genial derechazo, suavecito y letal para la Roma. La victoria ya estaba encarrilada y Keylor se encargó de tranquilizar a los suyos al comienzo del segundo tiempo con su primer paradón.

Ramos se convierte en el jugador más amonestado de la Champions tras ver su tarjeta número 37, superando las 36 de Paul Scholes. Ya lo es en Liga con 165

Arriba, Bale seguía a lo suyo, sin tomarse un respiro en busca del gol, mientras la Roma seguía acogotada ante la rapidez, precisión y profundidad de los madridistas. Y tuvo por fin el extremo galés recompensa tras una de sus cabalgadas desde la izquierda, para sentenciar de forma definitiva a una Roma que pasó un suplicio y entonces sí pisó más el área contraria. Pero ahí estaba Keylor Navas, sin el que Madrid aflojase, salvo en momentos puntuales, para que Mariano al final pudiese vivir un debut soñado en su segunda etapa.

.

Contenido Patrocinado

Fotos