Grupo G | Tercera jornada

Lopetegui: «Si pretendéis ver un entrenador abatido, no miréis hacia aquí»

Julen Lopetegui, durante la rueda de prensa. / Foto: Gabriel Bouys (Afp) | Vídeo: Atlas

«Lo que yo he aprendido en este club es a luchar. Es el ADN de este club y yo lo llevo grabado a fuego», remarca el técnico en sus horas más turbulentas en el banquillo del Real Madrid

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Julen Lopetegui quiso transmitir una imagen de confianza, pese a que arrecian los rumores sobre su destitución a causa de los malos resultados que encadena el Real Madrid -cuatro derrotas y un empate en los cinco últimos partidos-, fruto de la segunda peor sequía goleadora en la historia del club, y proliferan los nombres de posibles sustitutos como Santiago Solari, Antonio Conte, Laurent Blanc, Michael Laudrup, Guti o Roberto Martínez. «Afronto el día a día con la normalidad de siempre. Es lo único que está bajo nuestro control. Si lo que pretendéis es ver un entrenador abatido, no miréis hacia aquí, al contrario. Estoy con la máxima ilusión y centrados en el partido de mañana que es muy importante», subrayó el guizpucoano en la rueda de prensa previa al duelo que medirá a su equipo con el Viktoria Pilsen en la tercera jornada de la Liga de Campeones.

Aunque el inesperado tropiezo ante el CSKA en la jornada anterior obliga al vigente campeón de Europa a no confiarse pese a la debilidad del conjunto checo, pocas preguntas dirigidas al entrenador aludieron al rival. Casi todas estuvieron centradas en un futuro que parece negro para el vasco ya de forma inminente. Pese a que la cercanía del clásico parece abonar su continuidad al menos hasta entonces pase lo que pase el martes en el Santiago Bernabéu, una nueva derrota podría precipitar su despido. Pero Lopetegui insistió en que está muy lejos de sus pensamientos que pueda ser su último duelo en el banquillo de Chamartín. «Tenemos un partido mañana que nos ilusiona mucho, que vamos a afrontar con la máxima ilusión y energía. No pienso en nada más que el partido de mañana, que requiere toda nuestra energía», atajó.

Aseguró Lopetegui que su escuadra encara el pulso con el campeón checo «con la máxima ilusión, con la máxima ambición» y enfatizó que su espíritu está imbuido de los valores que le han enseñado en la entidad, lo cual le ayuda a lidiar con una situación tremendamente delicada. «Lo que yo he aprendido en este club es a luchar. Es el ADN de este club y yo lo llevo grabado a fuego. Vamos a luchar por revertir una situación que no es la mejor, pero estamos a tiempo de revertirla y lucharemos por hacer el mejor partido mañana ante un equipo al que respetamos», manifestó.

Más información

Remarcó que desde la derrota del pasado sábado ante el Levante ha concentrado todas sus energías en estudiar al Viktoria Pilsen y preparar a su equipo y reiteró que no mira «más allá de ese escenario» ya que es a lo que su «responsabilidad como entrenador» le «obliga» y lo que su ADN le «exige», insistiendo además en que su equipo está «vivo».

Asegura que el vestuario «está fuerte»

No entró al trapo cuando se le cuestionó si se veía sentándose el domingo en el banquillo del Camp Nou. «Estoy aquí vestido. No te puedo confirmar más que la actualidad, si quieres me preguntas por lo que pasará dentro de un mes, pero estamos concentrados en el presente y lo que sucede hoy», abundó.

«Vamos a luchar por revertir una situación que no es la mejor, pero estamos a tiempo de revertirla»

Remarcó que «el vestuario está fuerte», argumentando que sus futbolistas «son campeones» y eso «no es por casualidad». «Los momentos malos los superan con esa fortaleza y esa calidad que tienen», indicó un preparador que insistió en que están «convencidos de revertir la situación».

Se pronunció Lopetegui sobre los problemas que está teniendo el Real Madrid en este nefasto tramo de campaña, recurriendo de nuevo a la incapacidad para convertir las ocasiones que generan sus futbolistas. «Hay una relación directa en el fútbol con el gol. Puedes hacer muchos méritos, llegar a portería y no estar acertado. Tenemos que mejorar en el reparto de méritos en ambas áreas, ser más efectivos, conceder menos. Insistiremos en lo que hemos hecho bien y matizaremos lo que tengamos que matizar», señaló.

Y puso en valor la importancia del partido ante el Viktoria Pilsen pese a la cercanía del clásico cuando se le interpeló sobre el estado físico de Gareth Bale y si podría ir con cautela pensando en el duelo con el Barcelona. «El que juegue mañana no piensa en el siguiente partido. No se pueden montar dos caballos a la vez», finalizó.

Contenido Patrocinado

Fotos