Wenger se 'despide' con otro ridículo

Aficionados del Arsenal piden la marcha de Wenger. /
Aficionados del Arsenal piden la marcha de Wenger.

El Bayern le endosa cinco goles en la segunda parte a un Arsenal que va a la deriva

MIGUEL OLMEDA

Carlo Ancelotti y Arsene Wenger se han convertido, por méritos propios, en dos clásicos del fútbol europeo. El italiano ha entrado en los libros a base de triunfos en las plazas más difíciles del continente: Reggiana, Parma, Juventus, Milan, Chelsea, PSG, Real Madrid y Bayern de Múnich engrosan su currículum. El francés es historia viva del Arsenal, a cuyo banquillo llegó en 1996 y, tras 20 años en los que ha cambiado la idiosincrasia y el estatus del club, podría despedirse este verano. En ese caso, y salvo una remontada de leyenda, 'Carletto' le jubilará de la Champions, el gran lunar de su carrera.

El mayor pero no el único, pues hay que recordar que entre 2005 y 2014 Wenger no fue capaz de llevar un trofeo a las vitrinas del Arsenal, y que su última Premier League data de la temporada 2003-04. En Liga de Campeones, después de que el Barcelona de Rijkaard y Ronaldinho le arrebatara el título en la final de París, allá por 2005, sólo conoce decepciones. Las seis últimas ediciones, sin ir más lejos, no ha logrado pasar de octavos; y la séptima tampoco apunta a ser la vencida.

No tiene pinta, principalmente, porque en frente tendrá a un Bayern de Múnich que ya ha alcanzado velocidad de crucero y que afronta el partido en su mejor momento de la temporada. Los primeros seis meses de Ancelotti a cargo del conjunto bávaro no fueron fáciles, con la sombra de Pep Guardiola todavía muy presente, pero en 2017 su trayectoria es imparable: no conoce la derrota -ocho victorias y dos empates- y suma 28 goles a favor por sólo cinco en contra. El italiano aterrizó en Alemania con el aval de tres Champions y el objetivo de levantar una cuarta, la que no logró su predecesor en el banquillo del Allianz, y por ello pasa 'cargarse' al Arsenal. El 5-1 de la ida no deja dudas, el Bayern va en serio.

Con todo, y siguiendo al pie de la letra el papel de gestor que tantos éxitos le ha valido allá donde ha dirigido, Ancelotti podría hacer rotaciones en la visita a Londres. Futbolistas importantes como Thomas Müller o Douglas Costa apuntan a partir desde el banquillo, mientras que el capitán Phillip Lahm cumplirá sanción por acumulación de amarillas. Sus sustitutos, Xabi Alonso, Franck Ribery y Rafinha, también infunden respeto.

Una sinfonía que desafina

En el Arsenal, la principal duda reside en la presencia de Alexis Sánchez en el once titular. El chileno fue suplente en el choque ante el Liverpool (que acabó con victoria de los 'reds' por 3-1) y podría estar enfrentado con Wenger, algo que el técnico ha negado categóricamente: «Mi relación con él es honesta y normal, como con cualquier otro futbolista». Decisiones como esa, que además no se han reflejado en triunfos sobre el césped -a día de hoy está fuera de los puestos de Champions-, no han hecho más que cuestionar aún más la figura del alsaciano hasta el punto de que, 20 años después de firmar su primer contrato como 'gunner', su futuro parece más lejos que nunca de Londres.

La ausencia de títulos, años atrás camuflada en un fútbol de salón y una factoría inagotable de promesas, pesa más que nunca entre la afición, toda vez que con la pelota el Arsenal ya no enamora y los canteranos ilusionantes aparecen con cuentagotas en los onces de Wenger. Un final amargo para el mejor entrenador de la historia de un club que de su mano pasó a codearse con la elite europea con un juego moderno hasta entonces desconocido en Inglaterra.

Árbitro: Tasos Sidiropoulos (griego)

Estadio: Emirates Stadium (Londres)

Hora: 20:45

TV: BeIN Sports.