Fútbol femenino

Cristina Portomeñe debuta en Primera: «Es una recompensa»

Cristina Portomeñe, en su debut con el Rayo./RVM
Cristina Portomeñe, en su debut con el Rayo. / RVM

La portera leonesa fue titular en el Rayo 0-2 Granadilla en una oportunidad «inesperada» | «Debutar es muy bonito, pero lo difícil es mantenerse», asegura

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Este no fue un fin de semana normal para la leonesa Cristina Portomeñe. Actual portera del Rayo B, que milita en el Grupo 5 de Segunda División femenina -enfrentándose al Olímpico-, había sido citada por el primer equipo. Pero era lo habitual: una plaga de lesiones entre las porteras obligó a que ella entrara en las listas.

Portomeñe entró en la listapara el partido del Rayo ante el Granadilla en Madrid. Pero su compañera en la portería no pudo acudir al partido. «Te toca jugar», le dijeron el resto de jugadoras. «Entre todas me dieron confianza, me dijeron que iba a hacer bien y que esta oportunidad me había llegado por méritos propios», asegura.

Fue un debut «inesperado», aunque con un mal resultado: perdieron 0-2. «La primera parte fue buena, aguantamos sin encajar, pero en la segunda tuvimos varios desajustes, nos marcaron dos goles y perdimos», explica Portomeñe, para la que este estreno en Liga Iberdrola es «una recompensa a todo el trabajo hecho».

Este es el primer paso y es «una sensación única», pero el siguiente reto es «mantenerse ahí». «Eso es lo difícil, continuar jugando, así que ese es mi siguiente reto», asevera Portomeñe, que lleva tres años en el Rayo Vallecano, un club con el que «me identifico totalmente y espero seguir aquí muchos años».

Once del Rayo Vallecano ante el Granadilla.
Once del Rayo Vallecano ante el Granadilla. / RVM

Empezó como defensa central

Recuerda que empezó jugando como defensa central en el León Club, «compartiendo equipo con chicos», aunque no se le daba «muy bien». «Un día me puse de portera, vieron que se me daba mejor y ahí me quedé», explica la leonesa, que después jugó, desde los 14 años, en el Trobajo FF, con el que ascendió a Segunda, para luego pasar dos temporadas en el CD Parquesol de Valladolid para llegar al Rayo.

Cristina Portomeñe ve el fútbol femenino creciendo en León con hasta cuatro clubes en la ciudad, algo muy positivo. «Ojalá se pueda crear un gran proyecto en la ciudad, que siga creciendo nuestro deporte y las chicas tengamos dónde jugar al fútbol», concluye.