Octavos I Ida

Blackman deja tocado al Valencia y a Marcelino

El delantero inglés del Sporting, Nick Blackman, celebra el gol del triunfo. / EFE

El equipo asturiano se adelanta en la eliminatoria frente a un conjunto ché que gozó de numerosas ocasiones para sacar un mejor resultado

EFE

El Valencia cayó en Gijón (2-1) en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, un resultado que ahonda en la crisis del equipo valenciano y que pone en una situación muy delicada a su entrenador, el asturiano Marcelino García Toral.

Tanto José Alberto, técnico local, como Marcelino apostaron por sus hombres menos habituales.

Comenzó el Valencia controlando el partido, pero no acertó en las oportunidades que tuvo. La primera, en el primer minuto de juego en una pésima cesión de Cofie hacia su portero en la que el balón fue recogido por Batshuayi, que no supo superar a Dani Martín.

Luego Pablo Pérez y Cofie desperdiciaron sendas oportunidades y de nuevo Dani Martín detuvo un lanzamiento de Gayá, hasta que llegó la jugada que adelantó a los rojiblancos y que inició Sousa con un gran quiebro a Vezo, que se internó y centró sobre la llegada de Noblejas, que se adelantó a Diakhaby y batió a Domenech.

El Valencia, no obstante, logró el empate antes del descanso en una jugada en la que Undiano Mallenco se vio obligado a consultar el VAR, que concedió el tanto a Kevin Gameiro.

2 Sporting

Dani Martín, Molinero, Juan Rodríguez, Babín, Canella, Cofie, Álvaro Jiménez (Blackman m, 77), Hernán Santana (Pedro Díaz m, 65), Sousa, Noblejas Traver m, 65) y Pablo Pérez.

1 Valencia

Jaume Domenech, Wass (Piccini m, 67), Rubén Vezo, Diakhaby, Gayá, Ferrán, Carlos Soler, Parejo, Kang In, Batshuayi (Rodrigo m, 45) y Gameiro (Cheryshev m, 78).

goles:
1-0: Noblejas (m, 33). 1-1: Gameiro (m, 45). 2-1: Blackman (m, 78).
árbitro:
Undiano Mallenco. Mostró tarjeta amarilla a Álvaro Jiménez (m, 31) y Vezo (m, 35).
incidencias:
Partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey, disputado en el Molinón ante 19.870 espectadores.

En la segunda parte, el Sporting puso mucho más empeño que el Valencia en marcar el segundo gol, pero su mayor dominio del balón no se tradujo en situaciones de peligro más allá de algún disparo lejano e inocente de Noblejas y Sousa, sin problemas para Domenech.

El Valencia se movía al son que marcaba Parejo, pero al igual que los rojiblancos sus acciones no creaban peligro y los dos porteros estaban viviendo una segunda parte bastante tranquila.

Los espectadores reclamaron que Undiano Mallenco consultará el VAR en un saque de córner directo de Álvaro Jiménez que Domench sacó sobre la línea.

Pero las ganas del Sporting acabaron teniendo su fruto en una jugada protagonizada por Traver y Blackman, que acababan de salir al campo. El primero mandó un balón bombeado al borde del área pequeña en donde apareció el delantero británico para concertar un cabezazo imparable para el portero valencianista, que falló en la salida.

 

Fotos