El Astorga se lleva un importante triunfo en un divertido partido

Imagen del partido en Soria.

El conjunto maragato contó con un sinfín de ocasiones y acabó pidiendo la hora ante la presión del Almazán en los últimos minutos

R.FARIÑAS

Los valientes que se atrevieron a desafiar el frío soriano y se acercaron a la Arboleda pudieron disfrutar de un interesante partido de fútbol, con multitud de ocasiones, goles y emoción final.

El Atlético Astorga se ha llevado el gato al agua y se ha impuesto por 2-3 al Almazán, en un disputado encuentro en el que ha sumado tres puntos muy importantes.

2 SD Almazán

Álvaro; Javi, Anto, Culebras, Héctor; Diego, Plaza; Jesu, Edipo, Pablo; Losi

3 Atlético Astorga

Berlana; Jesús, Gonzalo, Emilio, Jorge; Taranilla, Diego; José Manuel, Albertín, Javi Amor; Roberto Puente

goles
0-1, José Manuel, min.11; 1-1, Edipo (p), min.40; 1-2, Roberto Puente, min.54; 1-3, Peláez, min.61; 2-3, Plaza, min.82
árbitro
Calvo Antolín (Comité Palentino)
incidencias
Partido correspondiente a la vigésima jornada del Grupo VIII de Tercera División disputado en la Arboleda de Almazán (Soria)

Pronto logró adelantarse el equipo de Miguel Ángel Miñambres. José Manuel, en el minuto 11, ponía en franquicia el choque y adelantaba a los maragatos.

El 0-1 dio la tranquilidad necesaria a los visitantes, que gozaron de la posesión del balón durante la primera media hora, hasta que el conjunto local consiguió reaccionar, y obligó a Jesús a sacar un balón de la línea de gol que pudo ser el empate.

El signo cambiaba antes del descanso. En el minuto 40, Berlana chocó con un delantero soriano y el colegiado decretó penalti. Edipo, desde los once metros, no perdonó y establecía la igualada.

El paso por vestuarios espoleó al Astorga. Los verdes salieron como un vendaval y Roberto Puente aprovechó la asistencia de Peláez para definir a la perfección y poner el 1-2.

Emoción hasta el final

Pudo ampliar la renta Javi Amor, pero Álvaro se impuso en el mano a mano. Sin embargo, el portero del Almazán poco pudo hacer cuando en un saque en corto desde la esquina, Diego Peláez se inventó una obra de arte y puso el balón en la escuadra para colocar el 1-3, que parecía la sentencia.

Lo intentó Javi Amor de nuevo, que quiso definir con una vaselina que los jugadores sorianos sacaron sobre la línea de gol, y que los leoneses reclamaron como 'gol fantasma'.

Cuando parecía que el partido moría, Plaza se sumó a la tarde de extraordinarios tantos y anotó el 2-3 en el minuto 82.

Fueron momentos de tensión hasta el pitido del colegiado, pero finalmente el Atlético Astorga se llevó los tres puntos y aprieta la zona noble de la tabla.