https://static.leonoticias.com/www/menu/img/deportes-cultural-desktop.png
Segunda B

Eneko Capilla da vida a Víctor Cea

Mancebo, en una acción del partido. / Peio García

Un gol del donostiarra da la victoria a una Cultural muy pobre en la primera parte y que mejoró en la segunda mitad, aunque acabó sufriendo

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Víctor Cea salva su puesto, pero le queda mucho para ganarse a la afición. Seis semanas después, la Cultural ha vuelto a ganar ante un rival lastrado por las bajas, el Guijuelo. Un exiguo 1-0 tras una primera parte desastrosa ha dado oxígeno al equipo leonés, que se acerca a los puestos de playoff.

1 Cultural

Palatsí; Saúl, Iván González, Nicho, Viti; Bernal, Antonio Martínez (Sergio Marcos, min. 70); Zelu, Mancebo (Eneko Capilla, min. 71), Ortiz (Hugo Rodríguez, min. 58); Aridane

0 Guijuelo

Felipe Ramos; Raúl, Iván Pérez, Jesús Muñoz, Razvan; Julián Luque, Borrego, Juanra, Carmona; Nacho Pérez (Manu Dimas, min. 75) y Pallarés

GOL
1-0, min. 74, Eneko Capilla
ÁRBITRO
Fuente Martín (Colegio Cántabro). Mostró amarilla a Iván González por parte de la Cultural y a Raúl y a Jesús Muñoz por parte del Guijuelo

Reacciones

El día clave, señalado. Una final, un punto de no retorno. Y ante un rival diezmado por una plaga inusitada de bajas. La Cultural tenía que ganar sí o sí, dar una alegría a su afición y Víctor Cea ganar algo de crédito y, ante todo, salvar su pellejo.

Por ello, Cea no optó por probaturas ni esquemas extraño y puso sobre el césped un 4-2-3-1, eso sí, con cambios. Viti, Bernal, Mancebo y Ortiz entraban en un once del que se caían Romero, Marcos, Capilla y Hugo, dejando fuera de la lista a Señé o Yeray.

Pero, desde el inicio del partido, se vio la misma historia de siempre. El Guijuelo, pese a todo, saltó al Reino de León con la intención de pelear la posesión a los leoneses y con la clara premisa de presionar arriba la salida de pelota de la Cultural. Sabían que si achuchaban a Nicho, el mexicano optaría por el pelotazo, algo que buscaron con asiduidad.

Primera mitad anodina

El partido fue siempre igualado, con los salmantinos buscando salir rápido, si había ocasión, pero si no, no dudaban en tratar de atacar con posesiones largas. La Cultural, como es habitual, buscó mucho los costados, donde Mancebo, Ortiz y Zelu permutaban continuamente, con las incorporaciones de Saúl y Viti.

La primera ocasión la protagonizó Antonio Martínez con un desmarque de ruptura con el que se coló hasta la línea de fondo, puso el balón atrás pero nadie llegó a rematar. Fue, prácticamente, la única ocasión de una primera mitad anodina, aburrida, de baja calidad y que crispó a un público ya encendido de por sí.

El choque destacó por los errores en situaciones relativamente sencillas de ambos conjuntos, que no eran capaces de enlazar tres pases hacia adelante consecutivos. Las posesiones hacia atrás de la Cultural generaron, ya en el minuto 15 de partido, 'runrún' en la grada.

La misma Cultural de las malas tardes

Sin ideas, sin claridad, con multitud de errores y sin ocasiones. La Cultural no había mejorado respecto a otros partidos, era el mismo desastre generalizado que en Salamanca o que ante el Burgos. La presión y los nervios de saber que Cea y los futbolistas se la estaban jugando se notó sobre el césped del Reino de León.

Lo más destacado de la primera mitad fue un tremendo choque de Saúl con Felipe Ramos en una de las pocas jugadas con claridad de la Cultural. El lateral , que no controló bien un gran pase en profundidad de Iván González, chocó contra el meta chacinero en la lucha por este balón, teniendo que ser ambos atendidos por los médicos.

Sólo Mancebo, con un potente disparo desde la frontal en el tramo final de la primera mitad, hizo levantarse a la grada, que despidió a los suyos al término de los primeros 45 minutos con una sonora bronca, con el cántico de '¡Cea vete ya!' incluido, que reflejó de forma cristalina el sentir de la afición.

Mejoría en la segunda mitad

La cara de la Cultural cambió en la segunda mitad. El equipo leonés mostró más ímpetu que su rival y rondó más el área, comenzando a generar un gran número de ocasiones que, pese a todo, no lograban ser finalizadas con éxito.

El sonido de Carlos García

Pero el estado de nerviosismo general se plasmaba en jugadas aisladas. Luque se internó en el área de la Cultural y Zelu le hizo la zancadilla. Penalti claro que el árbitro no señaló, como haría después en el área chacinera con una clara mano de Razvan.

Lo cierto es que la Cultural había salido con la predisposición de regalar a su afición un triunfo y cambiar los pitos por aplausos. Es más, la grada premió la entrega de Adrián Mancebo, uno de los más activos, con la primera ovación de la tarde, después de una de sus ocasiones.

Capilla salva a Cea

Los de Víctor Cea crecieron, embotellaron al rival, y las ocasiones se sucedían. La más clara la tuvo Saúl, con un cabezazo a bocajarro en un saque de esquina que Felipe Ramos, con una espectacular intervención, despejó. La Cultural rondaba el gol y no se haría esperar.

Cea agotó sus cambios dando entrada a Sergio Marcos y a Eneko Capilla. El donostiarra, en el primer balón que tocó, adelantó a la Cultural. Capilla aprovechó un rechace a un sensacional disparo de Hugo Rodríguez para, a puerta vacía, poner el 1-0.

Pese al gol y la victoria momentánea, los cánticos contra Víctor Cea no cesaron. La grada volvió a entonar el '¡Cea, vete ya!' en una manera de mostrar el descontento con la situación del equipo pese al marcador favorable.

En los últimos minutos, la Cultural trató de cerrar el partido, pero no dispuso de claras ocasiones salvo una contra, ya en el tiempo añadido, que Nicho no supo finalizar y facilitó una salida peligrosa del Guijuelo, que acabó el partido embotellando a los leoneses.

La Cultural volvió a ganar seis semanas después de hacerlo ante el Ínter de Madrid, última victoria leonesa, pero ni siquiera esto libró al equipo y, en especial, a Víctor Cea, de la bronca de un público que quiere ver mucho más de su equipo.