El Reino de León mejora pero no lo suficiente

Imagen de archivo./
Imagen de archivo.

Los leoneses aguantaron con vida hasta los últimos minutos en Porriño, aunque sumaron una nueva derrota

R.FARIÑAS

Las sensaciones del Reino de León mejoran, pero eso sigue sin ser suficiente para competir en la Liga EBA.

Los hombres de Fermín Hueso han caído por 82-63 en su visita al Porriño, en un encuentro donde el cuadro estudiantil se mantuvo con opciones hasta los últimos minutos.

A ritmo de triple, el Porriño no tardó en tomar la iniciativa en el marcador y distanciarse ante un Reino de León que amenazaba con un descalabro. Tres tiros con acierto desde el perímetro permitían a los gallegos irse, 16-5, y esa renta la mantuvieron hasta el final del acto, al que se llegaba con un preocupante 19-9.

82 Porriño

Vicente (4), Besada (10), Vázquez, Losada, Vaquero (20), Domínguez (7), Cabaleiro (15), García, Rodríguez (2), Rodríguez, Alonso (24)

63 Reino de León

García (2), Kennedy (8), Domínguez (7), García, De la Red, López (4), Cachón (20), Díez, Gutiérrez (4), Llamas (7), Rodríguez (11)

PARCIALES
19-9, 36-28; descanso; 60-49, 82-63
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la décimo sexta jornada de la Liga EBA A-B disputado en Porriño (Pontevedra)

Sin embargo, el cuadro visitante no quiso bajar los brazos. Un sensacional Cachón, con seis puntos seguidos, tomaba el mando de las operaciones y los chicos de Fermín Hueso volvían al partido (19-17, en el minuto 12).

Por los locales, el más destacado era Alonso, que lograba un triple para estirar las diferencias, 34-23, y dejar una cómoda ventaja al Porriño para llegar al descanso con 36-28.

No logran la remontada

De nuevo pecó en defensa el Reino de León en la salida de vestuarios. Los gallegos se hacían, en un abrir y cerrar de ojos, con su máxima diferencia (45-30), en poco más de un minuto.

Y esa renta la gestionaron bien los locales, hasta que Kennedy, Llamas y García trataron de devolver el pulso a los visitantes, que llegaban con vida al último cuarto (60-49).

El periodo decisivo coqueteó con la desventaja de los diez puntos. A cuatro del final, Porriño mandaba por 69-58, y el encargado de dar la puntilla al choque sería Vaquero, que resolvía con sus puntos la papeleta y distanciaba a los suyos hasta un insalvable 77-60.

El resultado final, 82-63, supone una nueva derrota de los leoneses que siguen sin ganar a domicilio.

 

Fotos