Mundial 2019

Colom rescata a España del despertar de Letonia

Quino Colom, durante el partido contra Letonia en Riga. /EFE
Quino Colom, durante el partido contra Letonia en Riga. / EFE

La selección de Scariolo, ya clasificada para China, se impuso en Riga liderada de nuevo por el base andorrano, y por Brizuela

EFE

Ya clasificada para el Mundial de China 2019, España derrotó en Riga por 62-67 a Letonia, gracias al base Quino Colom (13 puntos), que rescató a la selección cuando corría peligro la victoria por el despertar del conjunto local, que llegó a perder por 19 al estar negado en los triples y se recuperó a partir del tercer cuarto.

Una gran actuación final de Colom, bien secundado por Darío Brizuela (17 puntos), permitió zanjar con victoria un encuentro en el que España campó por sus respetos durante tres cuartas partes del partido, gracias a su seguridad en el rebote (14 capturas de Sebas Sáiz y 7 de Javier Beirán), y el desacierto del conjunto local que no logró anotar un triple hasta mediado el tercer cuarto, y a partir del primero se fue arriba en busca de la remontada.

Con un conjunto letón desprovisto de sus jugadores de la Euroliga, el escolta del Milán italiano y ex del Bilbao Basket Dairis Bertans, el base Janis Strelnieks y el alero Janis Timma (Olympiakos) y los aleros Zanis Peiners (Darussafaka) y Rolands Smits (Barcelona), presentes en el pabellón pero no disponibles para el duelo, el base Aigars Skele fue el mejor con 18 tantos.

62 Letonia

Skele (18), Ate (4), Lomazs (5), Mejeris (6), Meiers (6) -quinteto inicial-, Jakovics (9), Silins (8), Blums, Vecvagars (4) y Zakis (2).

67 España

Colom (13), Brizuela (17), Abalde (9), Vicedo (2), Sáiz (3) -quinteto inicial-, San Miguel (1), López-Aróstegui (4), Llovet (4), Beirán (5), Barreiro (3), Arteaga (6) y Alocén.

PARCIALES:
14-25, 11-13, 16-13 y 21-16.
ÁRBITROS:
Lorenzo Baldini (ITA), Georgios Poursanidis (GRE) y Petr Hrusa (CZE). Sin eliminados.
INCIDENCIAS:
Partido de la undécima jornada de las 'ventanas' de clasificación para el Mundial de China 2019, disputado en el Arena de Riga (Letonia).

Un buen inicio defensivo de Sebas Sáiz por dentro permitió a la selección correr con Colom y Brizuela (2-7) lo cual forzó el primer tiempo muerto local reclamado por el técnico Arnis Vecvagars, pero no le sirvió para mucho, porque España siguió seria en defensa y certera en ataque para escaparse de 13 puntos (6-19, min. 6).

Ante un conjunto letón que solo sumaba, y con dificultades, de la mano de sus interiores, Mareks Mejeris y Martins Meiers, España consolidó la decena gracias tanto a los dos triples sin fallo iniciales de Alberto Abalde como el que añadió, con la salida de la segunda unidad, Jonathan Barreiro, 14-25 al fin del primer cuarto.

Con el conjunto báltico negado al triple (ocho fallos seguidos) y un Víctor Arteaga desatado bajo el aro rival, el cuerpo técnico letón volvió a parar el encuentro (14-31, min. 12).

El acierto local era tan flojo (llegaron al descanso con 13 triples intentados sin premio), que varios malos ataques españoles no recibían castigo, salvo por las penetraciones y bandejas del base Kaspars Vecvagars, que acercó al equipo letón al once puntos antes del descanso, cerrado con una jugada 'costa a costa' de Darío Brizuela que puso el 25-38 que cerró el segundo periodo.

Regresó España al parqué más fluida en el ataque tras el descanso para volver a ampliar distancia, pero la buena noticia para los letones llegó pasados ya cuatro minutos de la reanudación: quince lanzamientos después, Ojars Silins rompió el maleficio letón con los triples y embocó uno con éxito (30-43, min. 24).

El conjunto español andaba ya muy lejos en el marcador, y se alejó aún más gracias a las habilidades de Brizuela penetrando y provocando faltas hasta rozar las dos decenas (32-51, min. 27); pero un nuevo parón en ataque y varias ofensivas efectivas de Silins, Mejeris y Skele generaron un parcial 9-0 que dio moral a la hinchada de Riga para el último cuarto del encuentro (41-51).

Los aficionados del Arena de Riga creyeron aún más cuando vieron que Skele acertó dos veces desde la línea de 6,75 metros para poner a los suyos a seis puntos (47-53, min. 32), aunque ambos triples fueron respondidos por bandejas de Edgar Vicedo y Javier Beirán.

Un minuto después, un contraataque de Ingus Jakovics dejaba a Letonia a solo tres puntos (52-55), y España se veía abocada al sufrimiento hasta el final, con un intercambio de canastas en el que al conjunto de Scariolo le costaba anotar un triunfo y a los locales parecían haberles salido alas.

Skele, héroe del equipo junto a los interiores, puso a Letonia a uno (60-61) a falta de minuto y medio para el final; pero España contó con su salvador constante en estas ventanas, Quino Colom, con un triple que era oro, más aún cuando el pívot local Martins Meiers fallaba sus dos tiros libres posteriores.

Un mate inverosímil de Brizuela y un robo de Colom al siguiente ataque letón, unido a un intento de triple muy pasado de Silins, pusieron el candado a la novena victoria española en estas 'ventanas' para el Mundial, intrascendente para los españoles e incluso para los letones, que pelearán su billete contra Montenegro.