Mundial de China 2019

Felipe Reyes: «La selección ha callado bocas a gente que a la mínima se echa encima»

Felipe Reyes (2d), junto a Jayson Granger, Álex Abrines y Fernando San Emeterio. /EFE
Felipe Reyes (2d), junto a Jayson Granger, Álex Abrines y Fernando San Emeterio. / EFE

«Duele que se hable mal», apunta el capitán del Real Madrid, que no descarta el oro olímpico el próximo año en los Juegos de Tokio

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

«Como dijo Marc (Gasol), a la selección hay que apoyarla siempre, aunque no vayan bien las cosas. Desde la distancia duele que se hable mal, pero al final la selección ha callado bocas a gente que a la mínima se echa encima», reconoció este miércoles Felipe Reyes, que espera que un éxito como el del Mundial «haga recapacitar a la gente y dejen de desconfiar tan rápido en jugadores que han dado tantas alegrías durante tantos años». El capitán del Real Madrid, que se retiró hace dos años de la selección, tras 236 partidos con España, un título mundial, tres europeos y tres medallas olímpicas, dijo haber vivido el Mundial de China «como un aficionado más, viendo a amigos competir al máximo y consiguiendo algo que nadie esperaba». «Ojalá el título del mundo vuelva a aficionar a la gente al baloncesto, como pasó en 2006, cuando ganamos en Japón, y que los chavales se sigan apuntando al baloncesto en los colegios», deseó el pívot cordobés durante el acto de presentación de la Euroliga en Dazn.

Después de la gesta de la selección española en China Reyes no descarta el oro olímpico el próximo año en los Juegos de Tokio -«Lo veo posible», apuntó-, aunque se mostró convencido de que «Estados Unidos se reforzará tras lo ocurrido en China (séptima, la peor clasificación de su historia)». Sin embargo, el veterano jugador del Real Madrid recordó que «después del Mundial de 2002 Estados Unidos ya se reforzó mucho para los Juegos de Atenas (de 2004), y aun así no consiguieron ganar el título». «Lo veo posible. Ojalá se vuelva a repetir la historia», apuntó Reyes, que insistió en que «España puede cumplir el sueño que se lleva persiguiendo tanto tiempo», después de las medallas de plata logradas en los Juegos de Pekín 2008 y de Londres 2012, llevando al límite a los estadounidenses, sobre todo en la cita olímpica de hace once años, en el que fue el mejor partido de la historia.

«La mayoría no le daba a España posibilidad de ganar el oro, sobre todo después de la primera fase, pero los tíos han puesto corazón y ganas y han podido con todo lo que se les ha puesto por delante», se congratuló por su parte el azulgrana Álex Abrines. Tras medio año apartado del baloncesto a causa de una depresión que le impidió también estar en el Mundial de China, Abrines ha regresado a las pistas y desea representar a España en los Juegos de Tokio 2020, «aunque la plaza está cara y habrá que trabajar mucho para ponerse al nivel de los que han ido este año con la selección». También Fernando San Emeterio, habitual en la selección con Sergio Scariolo, sueña con disputar unos Juegos ocho años después de los de Londres, pero el jugador del Valencia admitió que «queda mucho trabajo por delante». «Yo también he vivido el oro con una alegría especial, por los amigos que tengo ahí, en un grupo en el que lo más importante son los valores que tiene: trabajo, humildad y sacrificio. Es muy importante que el baloncesto se identifique con esos valores», destacó San Emeterio.