Euroliga | Cuartos

El Baskonia se despide de la Euroliga

Thornike Shengelia lucha con el pívot Andrey Vorontsevich./EFE
Thornike Shengelia lucha con el pívot Andrey Vorontsevich. / EFE

Los azulgranas entierran sus opciones frente al CSKA tras un último cuarto para olvidar

EFEVITORIA

El Kirolbet Baskonia se fundió ante el CSKA de Moscú en el último cuarto y cerró su participación en la Euroliga tras caer por 83-92 ante el conjunto ruso, que regresará a Vitoria para disputar su decimoséptima fase final desde la creación de este formato en 1988.

El equipo vitoriano ofreció un derroche de energía, juego y despliegue defensivo durante gran parte del envite, pero, una vez más, se quedó sin ideas en un último cuarto en el que recibió un parcial de 0-15 y estuvo más de 8 minutos sin anotar.

El francés Nando De Colo volvió a liderar al CSKA de Moscú con 35 puntos de valoración gracias a sus 27 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias y 4 recuperaciones.

Por el lado baskonista, Vincent Poirier volvió a firmar 31 créditos de valoración y estuvo bien secundado por Patricio Garino, Johannes Voigtmann y el ritmo que imprimió Marcelinho Huertas, pero hombres como Cory Higgins o Nikita Kurbanov se sumaron al liderazgo del escolta galo para darle el triunfo y meter al CSKA en una nueva fase final de la máxima competición continental.

El duelo comenzó con un baloncesto rápido en el que apenas hubo paradas y salió beneficiado el plantel azulgrana, que logró la primera ventaja con un 11-9.

A pesar de que los rusos mantenían el ritmo gracias a los tiros libres, el alemán Johannes Voigtmann respondía por los locales para sostener al Baskonia, 22-20, al finalizar el primer capítulo de un duelo con mucho ritmo.

El francés Vincent Poirier apareció en el arranque del segundo asalto y los de Velimir Perasovic comenzaron a crecer e imponer su ley en ataque con tres triples consecutivos del argentino Patricio Garino, que colocó la máxima distancia hasta el momento, 38-30 (min. 16).

El CSKA aguantó a base de calidad y segundas opciones que le dio el rebote ofensivo, pero el juego ofensivo baskonista se inclinó hacia el georgiano Tornike Shengelia, que castigó a sus pares en el poste bajo y aumentó la diferencia hasta los once puntos, aunque una canasta de Nando De Colo puso el 48-39 al descanso.

83 Kirolbet Baskonia

Huertas (9), Shields (6), Garino (16), Shengelia (11) y Voigtmann (12) -cinco inicial-, Vildoza (-), Poirier (21), Jones (-) y Hilliard (8)

92 CSKA Moscú

Hackett (-), De Colo (27), Kurbanov (15), Vorontsevich (-) y Hines (8) -cinco inicial-, Bolomboy (5), Peters (4), Rodríguez (2), Clyburn (6), Higgins (19) y Hunter (6)

árbitros:
Luigi Lamonica (Italia), Sasa Pukl (Eslovenia) y Emin Mogulkoc (Turquía). Eliminaron por faltas personales a los locales Huertas y Hilliard (min. 40).
incidencias:
Cuarto encuentro de eliminatoria de cuartos de final de la Euroliga disputado en el Fernando Buesa Arena de Vitoria ante 12.649 espectadores.

El paso por vestuarios no cambió el guión del envite, aunque aparecieron nuevos protagonistas como el galo Nando De Colo con seis puntos y el brasileño Marcelinho Huertas, que anotó cinco puntos cruciales para mantener alejados a los rusos, a doce puntos, y se entendió a la perfección con un omnipresente Poirier, que colocó el tapón de la noche a Alec Peters.

Cory Higgins se sumó a la producción ofensiva de los hombres de Dimitris Itoudis, que estableció una defensa de cambios que bloqueó a los baskonistas y el tercer acto acabó con un apretado 71-68, después de la reacción de la escuadra moscovita, que subió su porcentaje en el tiro exterior.

Un nuevo triple de Patricio Garino fue un balón de oxígeno para un Kirolbet que veía por el retrovisor a su rival y que no conseguía frenar a un inspirado Nando De Colo, propietario del timón de su equipo.

El nivel físico subió y una canasta de Kyle Hines dio la vuelta a la electrónico a seis minutos del final, 76-77, en un momento en el que el Baskonia se quedó sin ideas en sus ataques.

Tres puntos de Will Clyburn abrieron una pequeña brecha a cuatro minutos de un final mal gestionado por los azulgranas, que estuvieron más de 8 minutos sin anotar y recibieron un parcial de 0-15 que acabó por enterrar sus opciones con un 83-92.