Jaime Fernández transforma la «responsabilidad en ilusión»

Jaime Fernández en un lance de un partido con el Abanca Ademar. /Peio García
Jaime Fernández en un lance de un partido con el Abanca Ademar. / Peio García

El jugador marista, que ya fue titular en la mayoría de encuentros la pasada temporada con Rafael Guijosa, tendrá de antemano esta misma etiqueta con Manolo Cadenas

efe
EFELeón

El extremo del Abanca Ademar Jaime Fernández declaró a Efe que la retirada de Juanín García y la lesión de José Mario Carrillo que puede dejarle como principal referencia en la posición en el inicio de temporada no le supone «ninguna responsabilidad añadida, sino que hay que transformarla en ilusión para evitar que luego pueda surgir la frustración».

Fernández, que ya fue titular en la mayoría de encuentros la pasada temporada con Rafael Guijosa, tendrá de antemano esta misma etiqueta con Manolo Cadenas, a la espera de la recuperación de la lesión de Carrillo, intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones en su tendón de aquiles.

«Lo más importante, fundamentalmente para el equipo, es que Jose -Carrillo- se recupere porque es un gran jugador que puede ayudar muchísimo», señaló el joven extremo diestro que, sin embargo, ha anticipado que intentará «llegar lo mejor posible para que, si existe esa circunstancia, la baja se note lo menos posible».

El exinternacional júnior quiere que esta próxima temporada sea «la del salto a nivel personal, tanto en la pista, como el sentirse y notar la confianza de los compañeros».

La llegada de Manolo Cadenas al banquillo la afronta «con la misma ilusión que ha supuesto para la ciudad y para el equipo, porque su estilo se adapta a la perfección al ADN del Ademar, correr, defender y ser agresivos en defensa, algo que se adapta a las características propias como jugador», afirmó.

Como máximo objetivo para la próxima temporada, el extremo leonés señaló que «es fundamental volver a enganchar e ilusión a la gente, porque aunque la temporada pasada se logró el objetivo de clasificarse para Europa es verdad que las sensaciones no fueron las mejores y hay que crear un buen estilo de juego y estar cómodos en la cancha, porque eso se traducirá en buenos resultados».