Bodegas Casis, tradición y saber hacer a cada sorbo

Imagen de la bodega Pedro Casis en Gordaliza del Pino./
Imagen de la bodega Pedro Casis en Gordaliza del Pino.

La bodega familiar se enmarca dentro de la DO Tierra de León y es el resultado de la pasión de un riojano de nacimiento con inquietudes por las tierras y variedades de esta zona del sur de la provincia

LEONOTICIAS

Hablar de Bodegas Casis es hablar de esplendor. Una riqueza que comienza con la llegada al sur de la provincia leonesa de Pedro Casis, un enólogo experimentado que se enamoró no sólo de una mujer, sino de toda una tierra. Casis comienza su andadura en los años 60 como enólogo de la cooperativa, posteriormente compra unos viñedos viejos escogidos y parte de la actual bodega que hoy sigue su legado.

El éxito que ha llevado a esta empresa a prosperar siempre ha sido el cuidadoso trato de sus viñas y lucha por mantener siempre vivas las variedades de la zona, como el Godello. «Se trata de una zona muy influenciada por el Camino de Santiago con variedades similares a las que se pueden dar en El Bierzo, Galicia e incluso La Rioja» afirma Ana Casis, la actual directora de la bodega. Una zona con una inmensa cultura en la vid transmitida a través de los romanos y posteriormente por los monasterios, siendo el de Sahagún uno de los más importantes de la Edad Media.

Bodegas Casis cuenta con 2 viñas de unas 14 hectáreas y 2 bodegas, una industrial que data de principios de los 60 y otra subterránea con 300 años de antigüedad.

Pedro Casis, fundador de la bodega.
Pedro Casis, fundador de la bodega.

Casis elabora vinos tintos con variedad autóctona del prieto picudo y la mencía. La calidad de sus vinos radica en gran parte en estar constantemente en el campo controlando y cuidando las viñas. Tras muestreos iniciales y cuando la uva se encuentra en un estado óptimo se vendimia de forma manual y se lleva rápidamente a la despalilladora. Estos fermentan en la cueva con los hollejos, a temperatura natural, llevando a cabo la fermentación maloláctica ellos mismos.

Unos vinos de lujo

En Bodegas Casis se caracterizan por largas crianzas, no para aportar madera al vino sino para que éste vaya decantando sólo en una barrica bien cuidada de roble francés, húngaro y americano. Prueba de ello es el Gran Reserva prieto picudo de la añada de 2006 que tras cinco años en barrica les otorga el Bacchus de oro 2012. Un vino que el proceso de filtrado se le otorga el mismo decantado natural, aportando suavidad y equilibrio. Una edición de la que a día de hoy quedan 50 botellas en su edición limitada, con tres poemas de Antonio Colinas en las etiquetas.

Imágenes de la bodega y viñas de Casis.

'Turun Tales', uno de los vinos de la bodega Casis.
'Turun Tales', uno de los vinos de la bodega Casis.

Otro de los tintos que enorgullecen a esta firma es el Tinto Joven 2011, premiado también con un Bacchus de plata.

En el caso de los blancos y rosados el sistema de sangrado se lleva a cabo de manera natural, pasa de los lagares a los depósitos y «desfangan» con su posterior fermentado con una temperatura baja y un proceso lento.

Un rosado clásico «con altura» de tinto y una gran cantidad de carga fenólica es otra de las joyas de la corona en Bodegas Casis, que también cuentan con diferentes blancos, elaborados a partir de verdejo, albarín, godello y algo de tresura.

Una producción cuidada

En la otra línea de negocio y haciendo alusión también a su espíritu innovador, saca al mercado en 2017 un clarete «alocado» en colaboración con otros productores de la zona de nombre Clarinete. «Tiene la fuerza de nuestra querida prieto picudo, la melosidad en boca y el cuerpo de la apreciada godello, la fruta roja de la garnacha tintorera y la particularidad de la desconocida negro sauri», asegura Ana Casis.

Lo que verdaderamente hace diferentes estos vinos es su elaboración. A pesar de pertenecer a la DO con vinos como los Turun Tales o el Casis, llevan a cabo otras líneas con diferentes variedades como el Viñanales o el Condelice. Ana Casis recuerda que «los vinos vienen marcados por la añada, siendo su producción no excesivamente alta para no maltratar a las viñas».

Ana Casis (imagen superior), en uno de los viñedos. Abajo, imágenes de algunas de las dependencias de la bodega situada en la localidad de Gordaliza del Pino,
Ana Casis (imagen superior), en uno de los viñedos. Abajo, imágenes de algunas de las dependencias de la bodega situada en la localidad de Gordaliza del Pino,

Los clientes que consumen estos vinos son clientes que «saben lo que quieren». Aparte de su compra en bodega y aunque mandan algún ejemplar fuera de España «sobre todo se consume en León». Se pueden adquirir en tiendas especializados como La Artesa, La Rosaleda, Amor Verdadero o Domus Panis y degustar en restaurantes como el Pablo, La Somoza, Rúa 11 o el Tintero de Poeta entre otros.

Esta bodega lleva a cabo diferentes actividades durante todo el año para aquellos clientes que quieran probar sus vinos de una forma diferente, adaptándose a sus gustos. Les ha llevado a hacer actividades como vino con Rock&Roll, folk, poesía, teatro… siempre con el toque diferencial de Casis. Para este año van a presentar diferentes novedades como la inauguración de una zona al aire libre en las instalaciones o catas con diferentes actividades por la zona.

Sin duda una pasión y un saber hacer, junto con los procesos manuales hacen de Bodegas Casis un referente vitivinícola en León.

Bodegas Casis

Dirección: Camino de las Bodegas 24325 Gordaliza del Pino (León - España)

Teléfono: 987 699 618

Web: www.bodegascasis.com

Facebook: @bodegascasis

Contenido Patrocinado

Fotos