El leonés toma una cerveza por las casi dos que degusta un murciano

El leonés toma una cerveza por las casi dos que degusta un murciano

El gasto en esta bebida es de los más bajos de España y solo Asturias lo mantiene inferior

Juan J. López
JUAN J. LÓPEZValladolid | León

El consumo en cerveza crece. Lo hace en León y en Cádiz. En Alicante y en Vigo. En las cuatro esquinas del país, con esta bebida con una cuestión casi de estado.

Las ventas de cerveza en Castilla y León crecen casi una media del 3% en los dos últimos años, alcanzando los 2.4 millones de hectolitros, lo que supone un aumento de siete millones de litros. Sin embargo, los castellanos y leoneses son de los españoles que menos gastan en el líquido elemento. ¿Por qué?

El turismo de playa tiene buena parte de culpa, con las regiones de mar como las cabeceras en el ranking, con la excepción de Madrid, por un mero hecho poblacional y de turismo extranjero.

De esta manera, mientras el castellano y leonés no llega al 17% de gasto per cápita; el murciano invierte casi el 30%. Por lo que cada cerveza comprada por el vallisoletano, leonés, palentino o zamorano tiene su réplica con casi dos en la región murciana, según las cifras recogidas en la Memoria Anual 2017 de Cerveceros de España

Al gasto en Murcia, le sigue Andalucía, con un 25,76%; Madrid, con un 25,38%; y las Islas Baleares, con un 24,94%.; Cataluña, con un 23,66%; y la Comunidad Valenciana, con el 23,55%.

En la cola, Castilla y León está con un gasto del 16,39%, al igual que La Rioja; mientras que Asturias se sitúa en un 14,35%, con una explicación cultural muy importante, como es la presencia de bebidas como la sidra.

Casi 50 litros de media por habitante

El consumo de cerveza en España se situó en 48,3 litros per cápita en 2017, casi dos litros más que en 2016, aunque todavía se mantiene lejos de la media europea, próxima a los 70 litros por persona y año.

Así se desprende de cruzar los datos sobre los dos últimos ejercicios publicados por la patronal Cerveceros de España..

Las ventas de cerveza nacional se incrementaron un 3,8 % en 2017 respecto al año anterior, hasta sumar 35,7 millones de hectolitros, de los cuáles 19,8 se dirigieron al canal hostelería (un 4,3 % más que en 2016) y los restantes 15,9 se distribuyeron a tiendas y supermercados (un 3 % más).

Además, las exportaciones se han más que triplicado durante la última década, al pasar de 800.000 hectolitros a los 2,9 millones de hectolitros del pasado ejercicio, con Portugal, China y Reino Unido como principales mercados.

Los datos de consumo en España apuntan a que casi dos de cada tres cervezas (63 %) se consumen en bares y restaurantes.

Prácticamente una cuarta parte de este consumo corresponde a turistas, lo que confirma que el sector se ha beneficiado claramente del récord de visitantes extranjeros registrados en 2017.

Según la memoria de la entidad patronal, la cerveza es la bebida fría más consumida en hostelería (36 % del total) y supone hasta un 25 % de la facturación de los bares, porcentaje que puede elevarse al 40 % en el caso de los locales con menos de diez empleados.

Cerveceros de España asegura que este producto aporta 7.000 millones de euros de valor añadido a la economía nacional, de los cuáles más de la mitad (3.600) corresponden al pago de impuestos.

Contenido Patrocinado

Fotos