La madre de los eventos televisivos

La madre de los eventos televisivos

Movistar emite domingo la Super Bowl, uno de los mayores espectáculos del mundo. Miguel Ángel Calleja lo cubre por undécimo año

JULIÁN ALÍAMadrid

«Vi la Super Bowl del 85, que la emitió TVE en diferido, la que jugaron los 49ers y los Dolphins, entendiendo solo lo básico, y me enganchó hasta el día de hoy», comenta Miguel Ángel Calleja, Mac, ya desde Atlanta, preparado para ejercer de enviado especial en la final que el domingo disputarán los New England Patriots, cómo no, y Los Angeles Rams. A medianoche dará comienzo la retransmisión de Movistar, en el canal #Vamos, de uno de los eventos televisivos más importantes del planeta. Solo en Estados Unidos supera los cien millones de espectadores, y aquí va encontrando poco a poco su hueco: 70.000 televidentes lo siguieron en España el año pasado, y eso que siempre es la noche del domingo al lunes.

La Super Bowl no solo genera expectación como evento deportivo, sino como espectáculo en general, con la tradicional y estelar actuación del descanso -en esta ocasión el honor recaerá sobre Maroon 5- y la emisión de anuncios que llegan a costar hasta cinco millones de dólares por tan solo 30 segundos. Se trata del día más fácil para encontrarse con el fútbol americano y, seguramente, también el peor, porque al que le pique el gusanillo tendrá que esperar hasta septiembre para que vuelva la competición de la NFL. Para los recién llegados, tampoco es plan empezar siguiendo la agencia libre y el 'draft' (la selección de los jugadores que proceden de la universidad). Un 'draft' que este año contará con la presencia de José Joaquín (JJ) Arcega-Whiteside, hijo de Joaquín Arcega y sobrino de Fernando y Pepe, míticos jugadores de la selección española de baloncesto.

«Supongo, y espero, que su llegada a la NFL será un impuso para este deporte en España. Si, ojalá, va jugando bien y se va haciendo un nombre en la liga, seguro que atraerá público. Aunque es otro mundo, Fernando Alonso fue el que movió el interés en la Fórmula 1, o Carolina Marín en el bádminton», dice Mac, que heredó el alias de su padre, también periodista, y que cubre por undécima vez el evento.

«No me atrevo a dar un favorito -confiesa-. Si no me quedase otra, diría que New England, pero por experiencia nada más». No se le puede quitar razón; es casi imposible apostar en la historia recientemente contra los Patriots, aunque recuerda que «el año pasado Philadelphia iba de víctima, de 'underdog', con las caretas de perro», y se hicieron con la victoria. Y también cuando la pareja ya legendaria del entrenador Bill Belichick y el 'quarterback' Tom Brady jugó su primera Super Bowl, precisamente contra los Rams en 2002: «Iban de supervíctimas. Brady entró en el equipo por la lesión de Drew Bledsoe y el resto es historia. ¿Quién puede decir que Jared Goff, el 'quarterback' de los Rams, con tres años de experiencia en la liga, no puede hacer lo mismo?».

Estilo «didáctico»

La retransmisión será apoyada desde Madrid por Andrea Zanoni, Moisés Molina y Javier López, comentaristas habituales, y contará con la presencia de Joseba Larrañaga y Rebeca Haro. «No van a entrar a narrar -explica Calleja desde el otro lado del 'charco'-. Están como 'rookies', como compañeros a los que queremos acercar este deporte e irles explicando cosas para que lo vayan entendiendo». Se trata, agrega, de buscar «el equilibrio entre el que no sabe nada, o muy poco, y el que sabe mucho; que nadie se aburra».

Miguel Ángel Calleja defiende un estilo didáctico: «Cada año llega gente nueva que pregunta cosas muy básicas; obviamente, tienes que darles respuesta, aunque sin cansar a los que ya entienden el deporte y lo siguen habitualmente. Si te pones a hablar de si la defensa es 3-4 o 4-3, los nombres de las formaciones. Si te metes en ese terreno, haces que se pierdan».