Netflix plasma la pederastia en el Seminario de La Bañeza en un documental

Avance del documental 'Examen de conciencia'.

La cadena estrenará el próximo 25 de enero 'Examen de conciencia', un documental que recoge los testimonios de Francisco Javier y Emiliano Álvarez, dos de los exseminaristas leoneses sometidos a abusos

A.C.
A.C.León

Aquellas noches en las que el demonio vestía túnica y alzacuellos en el Seminario Menor de la Bañeza serán plasmadas por Netflix en un documental.

La cadena de televisión emitirá el próximo 25 de enero 'Examen de conciencia', un documental del director y periodista Albert Solé que narrará los presuntos abusos sexuales en la Iglesia de España.

Un documental que cuenta con la participación de numerosas víctimas que reconstruyen el horror y las vejaciones a las que fueron sometidas durante años pro diferentes sacerdotes.

Serán el hilo conductor de este estremecedor documental que ha contado con los testimonios de Francisco Javier, la víctima reconocida que destapó los abusos en la Iglesia de León, y de Emiliano Álvarez, el seminarista que denunció a Ángel Sánchez Cao, el cura recientemente apartado tras una segunda denuncia.

Producida por Zeta Cinema, Zeta Audiovisual y Minimal Films, 'Examen de conciencia' explora a través de testimonios de víctimas, periodistas, expertos y religiosos, casos de abusos sexuales en instituciones de la Iglesia católica española.

El documental pretende abrir una reflexión sobre el alcance de los abusos en la Iglesia española, una realidad que ha permanecido escondida durante mucho tiempo bajo un manto de silencio.

«Esta serie documental es uno de los retos más complicados a los que me he enfrentado en mi carrera«, ha destacado Solé, señalando como reto la amplitud del tema, así como la gestión de historias personales muy duras enterradas bajo décadas de un espeso manto de silencio.

Albert Solé es ganador de un Premio Goya por su documental 'Bucarest, la memoria perdida', además es hijo del político y uno de los padres de la Constitución Jordi Solé Tura.