El obispo obtiene el «compromiso» de la Junta para que Sahagún albergue las Edades del Hombre

Imagen de la nueva edición de las Edades del Hombre. / Noelia Brandón

La Diócesis de León recuerda que sólo han acogido una de las 24 ediciones celebradas de esta muestra y coloca a la localidad de Tierra de Campos como candidata «para 2020 o 2021»

RUBÉN FARIÑASLeón

El obispo de León eleva su tono para reclamar que la Diócesis acoja la próxima edición de las Edades del Hombre.

Julián López ha vuelto a recordar a la Junta de Castilla y León, que la diócesis legionense sólo ha acogido una vez esta exposición (en la tercera edición se celebraron en León capital) y ahora pone sus esperanzas en Sahagún, donde ya ha logrado «un cierto compromiso» por parte de la institución autonómica y el patronato de la Fundación.

«Si no es para 2020 que sea en 2021; Sahagún es una población importante en historia y patrimonio religioso y reafirmo el deseo de que sea la próxima sede».

La provincia de León también acogió las 'Edades', aunque fue en Astorga -organizado por su propia diócesis-. Mientras, existen otras provincias de Castilla y León que de las 24 ediciones ya han celebrado tres exposiciones.

Rueda de prensa en el Obispado de León.
Rueda de prensa en el Obispado de León.

Las dos obras para Lerma

El Salón del Trono del Obispado ha servido como marco para presentar las dos tallas que la Diócesis de León aportará a la XXIV edición de 'Edades del Hombre', que albergará la localidad burgalesa de Lerma, entre abril y noviembre, y que llevará por nombre 'Angeli'.

De entre las 90 piezas de arte del patrimonio de Castilla y León, que formarán las cinco partes de la muestra marcada por la temática angelical, desde León partirán dos cuadros: 'San Rafael con el joven Tobías' y 'Cristo Salvador vestido de sacerdote'.

La primera se encuentra en el Museo Catedralicio de León y pertenece a Juan de Borgoña. Es un óleo sobre tabla que representa al arcángel recogiendo al joven Tobias y devolviéndolo a casa con un pez para curar la ceguera de su padre.

El segundo, que normalmente se puede admirar en la Catedral de León, es de Diego Valentín y fue pintado en 1644. En él se observa a Cristo y fue encargado por el obispo Bartolomé Santos de Isoba.

Las Edades del Hombre han recibido ya once millones y medio de visitantes y sirve para exaltar el patrimonio cultural y religioso que posee Castilla y León.