La Biblioteca Histórica de la USAL, estudiada por su «conservación preventiva»

Interior de la Biblioteca Histórica de la Universidad./WORD
Interior de la Biblioteca Histórica de la Universidad. / WORD

Un seminario sobre patrimonio celebrado en Sevilla analizó esta semana las medidas de protección aplicadas en el archivo universitario

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

Las actuaciones en la Biblioteca Histórica de la Universidad son un ejemplo de «conservación preventiva» y el mayor contraste imaginable con la Lista Roja del Patrimonio.

El caso de la Biblioteca fue estudiado esta semana en un seminario sobre conservación del patrimonio celebrado en Sevilla, recoge Efe. La Fundación Santa María la Real está detrás de muchas intervenciones en la región.

En la biblioteca de la Universidad de Salamanca la actuación fue completa y la sinergia entre la Fundación y el Grupo TIDOP del Departamento de Ingeniería Cartográfica y del Terreno de la Escuela Politécnica Superior de Ávila permitió la monitorización del estudio salmantino y su sala de incunables mediante la instalación de una treintena de sensores y dispositivos que permiten controlar las condiciones de temperatura, humedad, luminosidad, el ataque de insectos xilófagos o la radiación solar. Los datos de la monitorización se combinan con la digitalización tridimensional de la Biblioteca y del conjunto de las Escuelas Mayores realizada con un sistema láser de cartografiado móvil, capaz de facilitar información a medida que nos desplazamos por el edificio, ofreciendo así una herramienta muy útil para la gestión, conservación y difusión de la cátedra salmantina.

Además los participantes en elseminario sevillano pudieron conocer otras experiencias de conservación preventiva como la de la muralla de Ávila, donde la Fundación Santa María la Real junto con Telefónica pudo aplicar su sistema de monitorización del patrimonio.

El principal objetivo del proyecto es mejorar la conservación preventiva de edificios históricos mediante el desarrollo de una metodología basada en buenas prácticas, que involucre a los propietarios de los edificios y les facilite una herramienta capaz de mejorar el diagnóstico. Para ello los participantes en el seminario pudieron conocer los objetivos del proyecto y algunos de los casos prácticos desde su puesta en marcha en 2016, entre los que también se encuentran la iglesia de Becerril del Carpio en Palencia.