León exalta el folclore y reúne a 150 personas para llevar a la capital la tradición del 'viejo reino'

Presentación del encuentro folclórico. / Noelia Brandón

El III Encuentro de Floclore Ciudad de León y XI de Maragatería contará este fin de semana con un congreso sobre bailes tradicionales de juego, representación y mímica y una concentración que partirá de la plaza de San Isidoro

RUBÉN FARIÑASLeón

El folclore volverá a maridar con León para exponer todo el arraigo del viejo reino y que la ciudad mantenga el espíritu de la tradición.

El III Encuentro de Folclore Ciudad de León y XI de Maragatería llegará a la capital este fin de semana de la mano del Centro Cultural Tradicional de León.

Más de 150 personas, llegadas de la provincia, Asturias o Salamanca participarán en el acto central, una concentración que partirá el sábado desde San Isidoro con diversos grupos tradicionales que llegarán ataviados a la vieja usanza, y rescatando los pendones concejiles de pueblos inundados por el embalse de Riaño, recorrerán las calles de la capital leonesa.

«Queremos que prime el esplendor, la rigurosidad y dignificar el folclore», apuntaba desde la organización Javier Emperador.

La maragatería cobrará un papel fundamental en los actos y se incorporan este año los maragatos gallegos, gente que vive en Galicia y que son hijos y nietos de esta zona de la provincia.

El encuentro dará comienzo el viernes con una muestra de concierto-musical 'Noches de Tradición', a cargo de Rodrigo Martínez.

Ya el sábado, la Casa Botines acogerá un congreso de bailes tradicionales de juego, representación y mímica con alrededor de 200 invitados. «Queremos salvar la tradición, lo leonés, la esencia de los mayores y que atraiga más a los jóvenes. Un pueblo tiene que amar sus raíces», reconocía la concejala de Cultura.

Por la noche, tendrá lugar la II Kedada de Jóvenes Músicos Tradicionales y Baile Tradicional, en el que una treintena de músicos tocarán para que los asistentes bailen al ritmo de esta música antigua.

La cita pretende ser una exaltación de lo leonés, de la esencia de esta tierra y una exposición que tenga como nexo de unión la maragatada tradicional.