La obra singular del arquitecto vallisoletano De Prada Poole se exhibe en Sevilla en una 'gran monográfica' coproducida por el CAAC y el MUSAC

La obra singular del arquitecto vallisoletano De Prada Poole se exhibe en Sevilla en una 'gran monográfica' coproducida por el CAAC y el MUSAC

'La arquitectura perecedera de las pompas de jabón' repasa sus trabajos desde 1968 a la actualidad de este arquitecto con una obra inclasificable en ocasiones y se centra en la idea de futuro y su traslación al presente. Coproducida por el CAAC y el MUSAC mañana día 28 de marzo se inaugura en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo y en setiembre estará en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC)

Leonoticias
LEONOTICIAS León

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo presenta la exposición titulada «Prada Poole: la arquitectura perecedera de las pompas de jabón», que estará abierta al público del 29 de marzo al 1 de septiembre de 2019 y que ha sido coproducida por el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, perteneciente a la Junta de Andalucía y el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, que forma parte de la red de museos de la Junta de Castilla y León, donde se exhibirá a partir del próximo 28 de septiembre.

La exposición ofrece una completa visión de la sorprendente capacidad creadora de este arquitecto vallisoletano adelantado a su tiempo a través de más de 1.400 piezas entre planos, fotografías, vídeos, publicaciones, maquetas e incluso estructuras hinchables. Ha sido comisariada por Antonio Cobo Arévalo, arquitecto por la Universidad de Roma y profesor en el Departamento de Ciencia, Materiales y Tecnología del Diseño de la Escuela Superior de Diseño de Madrid.

Se trata de la primera muestra monográfica que se ha llevado a cabo hasta la fecha sobre la obra de este gran creador, nacido en Valladolid muy ligado a Andalucía, y en concreto a Sevilla por dos icónicas obras: el Hielotrón, pista de hielo construida en los años 70 y El Palenque, estructura concebida como auditorio y construido en la isla de la Cartuja para la Exposición Universal de 1992.

El título de la exposición «La arquitectura perecedera de las pompas de jabón» reproduce un texto de José Miguel de Prada Poole publicado en 1974 en el número especial, dedicado a la ciudad, de la revista El Urogallo. El arquitecto promovía en este artículo una arquitectura en la que el material con que está construida da la medida temporal de su propia existencia. Por eso, como matiz importante, ya en el título prescindía del término efímera –de uso más común en arquitectura para referirse a una construcción de corta duración-, y empleaba perecedera: lo efímero dura poco; lo perecedero sucumbe cuando lo hace la materia que lo conforma. Prada Poole exponía las razones que hacen que la configuración urbana sea demasiado rígida, pues según su parecer, las estructuras económicas y sociales hacen que «duren demasiado». Por esta razón la ciudad es incapaz de adecuarse a las nuevas y cambiantes demandas.

Prada Poole construye un relato sobre la ciudad del futuro a través de lo que denomina «los tres escalones de la arquitectura inexistente». En esta descripción, la ciudad tradicional mutaría, a través de sucesivas transformaciones, en una ciudad inmaterial, en la que los edificios sólidos serían sustituidos por acumulaciones de espuma que «aparecerían y desaparecerían, agrupándose y separándose según las diferentes necesidades». Cada edificio se convertiría en una «burbuja» definida según las condiciones físicas y atmosféricas adecuadas al uso al que estuviera destinado. La ciudad, tal y como era conocida hasta entonces, sería sustituida por una «realidad inmaterial recorrida por olas estimulares».

Sobre la exposición

La muestra del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo toma como punto de partida el período comprendido entre 1968, año de las revueltas sociales de mayo en París, y 1973, cuando tiene lugar la primera crisis del petróleo. Es un periodo también significativo en el trabajo de Prada Poole marcado por las grandes obras de arquitectura neumática, una etapa que inició en el año 1968 con sus proyectos de investigación en Estructuras Neumáticas de Respuesta Variable (Smart Structures) y que terminó en 1974 (fecha también del artículo que da título a la muestra) con la construcción de la Pista de Patinaje sobre Hielo de Sevilla (Hielotrón), pues después ya no volvería a construirlas.

Tomando como referencia este arco temporal y teniendo el futuro como tema presente en la mayoría de los proyectos presentados, y que es recurrente en toda su carrera, los grandes apartados de su obra van configurando este período de trabajo que se complementa con algunos proyectos anteriores o posteriores.