Expulsan durante un año a la SGAE de la organización internacional de autores

Sede de la Sociedad General de Autores en Madrid. /Efe
Sede de la Sociedad General de Autores en Madrid. / Efe

La Cisac puede revocar su decisión si la asamblea aprueba los nuevos estatutos de la entidad el 24 de junio

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

La asamblea de la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (Cisac) decidió este jueves expulsar durante un año a la SGAE. Una decisión que se puede revocar si la asamblea de la entidad española aprueba los cambios requeridos tanto por el organismo internacional como por el Ministerio de Cultura el 24 de junio y que ya fueron ratificados por unanimidad por la junta directiva.

La modificación de los estatutos para su adaptación a la nueva Ley de Propiedad Intelectual, la creación de una comisión de supervisión independiente que asumirá el control de los órganos de gobierno y el desarrollo del reglamento del voto electrónico para las asambleas y los distintos procesos electorales, con el fin de ofrecer las máximas posibilidades de participación a sus socios, son las principales exigencias. Asimismo, la junta directiva aprobó el reparto de los derechos correspondientes a diciembre de 2018 y junio de 2019 con el criterio legal vigente en la actualidad de un tope del 20% para la música emitida en la franja nocturna de televisión.

«La Cisac da la oportunidad de decidir sobre nuestro futuro. Gracias al trabajo estos dos últimos meses de la junta directiva, hemos conseguido no sólo que la Cisac reconozca los esfuerzos, sino también su apoyo al proceso de cambio de nuestra sociedad», explicó la presidenta de la SGAE, Pilar Jurado, desde Tokio donde se celebra la reunión de este organismo que ha cerrado con esta decisión un procedimiento que comenzó hace un año. En abril de 2018, se hizo llegar a la SGAE un informe completo de la Cisac con una serie de recomendaciones para los cambios necesarios en relación con las normas de gobernanza, los estatutos y los procedimientos de reparto de la entidad.

En diciembre pasado, a la vista de la falta de progresos por parte de la entidad española en relación con los requerimientos exigidos, el consejo de dirección de la Cisac anunció la apertura de un procedimiento sancionador que culminó este jueves. «Hago un llamamiento para que los socios ratifiquemos en la próxima asamblea general los cambios introducidos para cumplir las demandas de la Cisac, y dejemos atrás esta situación. Es el momento de que todos estemos unidos y hagamos un ejercicio de responsabilidad y generosidad compartida por el futuro de nuestra SGAE», declaró Jurado.