El guion perdido de Kubrick adapta a Zweig

Kubrick y Shelley Duvall durante el rodaje de 'El Resplandor'. /R.C.
Kubrick y Shelley Duvall durante el rodaje de 'El Resplandor'. / R.C.

En 1956, el director de 'La naranja mecánica' empezaba su carrera y trabajó en la historia de seducción entre un joven y una mujer madura

DOMÉNICO CHIAPPEMadrid

Algo pasa con Stanley Kubrick. Unos días después de que apareciera una rara entrevista suya en la que explicaba el final de '2001. Odisea del espacio', se descubre un libreto escrito por él hace 60 años. Está inconcluso pero es lo suficientemente largo -«cien páginas escritas a máquina»- como para que pueda adaptarse al cine. Se titula 'Burning Secret' (Ardiente secreto), una adaptación a cuatro manos, entre el cineasta y el escritor Calder Willingham, de una novela corta de Stefan Zweig, del mismo título. En la historia un casanova pretende seducir a una mujer madura pero hermosa durante unas vacaciones. Él, un «depredador», utiliza al hijo de ella para cautivarla. Ella duda entre su rol de madre y su deseo de amante.

El texto, que lleva el sello del estudio MGM, está fechado el 24 de octubre de 1956, según Nathan Abrams, el profesor de Cine en la Universidad de Bangor (Reino Unido) que hizo el hallazgo en el archivo del hijo de un colaborador de Kubrick, durante una investigación.

Se desconocen las razones por las que la MGM no desarrolló el proyecto, pero se barajan tres hipótesis. Una, que no le viera suficiente potencial comercial; dos, que rompiera su contrato con Kubrick, embarcado ya en la película 'Paths of Glory'; y tres, que la trama fuera demasiado arriesgada para un público moralista. «Una historia inquietante con la sexualidad y el abuso infantil revoloteando bajo su superficie», dijo Abrams, que la compara con Lolita, producida en 1962.

Kubrick, autor de trece películas como 'La naranja mecánica', describe al protagonista como «un hombre muy guapo, de aspecto masculino, de unos 30 años», y al niño «de unos diez años, solitario, aburrido, que juega con un yo-yo». Ahora bien, una adaptación de esta novela fue rodada en 1988 por un ayudante de Kubrick, Andrew Birkin, y contó con Faye Dunaway en el reparto. «La coincidencia es demasiado grande», reconoció Abrams.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos