El espectador se beneficiará de la reducción del IVA a las salas de cine

Álex de la Iglesia, cineasta español, posa en la sala de montaje de la película 'Las brujas de Zugarramurdi'. /Alberto Ferreras
Álex de la Iglesia, cineasta español, posa en la sala de montaje de la película 'Las brujas de Zugarramurdi'. / Alberto Ferreras

El precio de la entrada depende sólo de los exhibidores y algunos aseguran ya que la rebaja llegará al público

DOMÉNICO CHIAPPE

Que las salas de exhibición tuvieran un IVA similar al de otras ramas de la cultura era una reivindicación de la industria cinematográfica española desde finales de 2012. Cumplido el anuncio de que se reducirá el IVA de 21% a 10%, este sector, que recaudó 591 millones de euros el año pasado, dirime ahora la conveniencia de trasladar esa rebaja al precio final de una entrada al cine. Sin embargo, que los tickets sean más baratos depende en exclusiva de los exhibidores. Ni productores ni distribuidores tienen potestad para tomar decisiones en este sentido.

De forma extraoficial, una de las tres grandes empresas en facturación sí llevará este descuento al precio del tícket, aunque se pronunciará públicamente el lunes. «Tenemos novedades y son buenas para el espectador», afirma una fuente de este conglomerado de cines. Por su parte, la mayor exhibidora de España, Cinesa, con una facturación de más de 150 millones de euros en 2016, mantiene en reserva la política que seguirán en sus casi 600 salas repartidas por todo el país.

Mientras se espera que la resolución se formalice en el Boletín Oficial del Estado, entre los independientes aseguran que llegará al bolsillo del público: «Sí, en todos nuestros cines se va aplicar la bajada del IVA, en cuanto se haga efectiva la disminución del impuesto», responde Ana Apezteguia, de Cines Golem, especializados en películas independientes en versión original en Madrid, Bilbao, Pamplona y Burgos.

Una iniciativa que va en línea con el deseo de otros actores de la industria. «La posible bajada del precio de la entrada la tienen que aplicar los exhibidores», dice Hugo Serra, socio de la distribuidora ConUnPack. «Estamos de acuerdo en que se aplique a nivel general por parte de todos los exhibidores. Lo importante es que ya se acabe la pesadilla de un IVA excesivo tantos años y se pueda estudiar cómo rebajarlo aún más y aplicarlo a los alquileres y compras 'online' en plataformas y a los DVD y Blu-ray».

Al trasladar el impacto de la reducción del IVA sobre el precio de la entrada se obtiene que podría disminuir entre 0,50 y 0,90 euros, dependiendo de la comunidad autónoma donde se encuentre la sala. De las más caras, Madrid, Barcelona y Bilbao, hasta las menos onerosas, Almería, Granada y Huelva. La asociación de consumidores Facua ha calculado que en promedio se debería cobrar 0,66 euros menos.

El dilema del cine

Ante la duda de si el ticket valdrá el 11% menos, un descuento proporcional al impuesto, la Federación de Cines de España (FECE) sostiene que «la decisión sobre el precio de la entrada le corresponde única y exclusivamente a cada uno de los cines de manera individual». Sin embargo, en un comunicado destacan que «durante este periodo las salas de cine han realizado un esfuerzo notable para que los espectadores no se vieran afectados por la subida del IVA. Es de destacar que durante este tiempo el precio medio de una entrada de cine en España se ha reducido». ¿Coartada para mantener sin alterar el actual coste para el espectador? «FECE no tiene ninguna posición respecto al precio de las entradas», responden.

En todo caso, aunque el coste de ver una película es menor ahora que hace una década, y aumenta la cantidad de salas (3.618, según el Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales), se pierde taquilla. Se vendieron dos millones de boletos menos en 2017 con respecto al año anterior. Pasó de 101,8 millones a 99,8 millones, con una caída de recaudación de nueve millones de euros en doce meses. ¿Cobrar menos atraerá a más público?

El dilema de las exhibidoras tiene en vilo a la industria española. «Cada empresa tomara su decisión de forma unilateral», vaticina Rogelio Delgado, presidente de Asociación de Empresas de Distribución Audiovisual de Andalucía (Aedava), región donde el precio del tícket se ha reducido 10% en los últimos años. «En la pequeña consulta que hemos hecho, todas las empresas realizarán ajustes de precios bases, para adaptarlos a la nueva normativa, una vez sea real la reducción».

Contenido Patrocinado

Fotos