Una carta original de Galileo revela que suavizó sus palabras para no ser condenado por hereje

Estatua de Galileo Galilei, realizada por Aristodemo Costoli, ubicada en la galería Uffizi de Florencia. /Reuters
Estatua de Galileo Galilei, realizada por Aristodemo Costoli, ubicada en la galería Uffizi de Florencia. / Reuters

El astrónomo modificó algunas de sus palabras ante el temor a ser condenado por la Inquisición

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

La historia de Galileo Galilei y sus conflictos con la cúpula de la Iglesia católica cuenta con leyendas, teorías y diferentes ingredientes que siempre han despertado un gran interés. Sin embargo, la respuesta sobre su posible resistencia estaba en una carta guardada en los archivos de la Royal Society y que ha encontrado por casi casualidad un estudiante de postgrado en sus investigaciones sobre la historia de la ciencia. «Pensé: 'No puedo creer que haya descubierto la carta que prácticamente todos los eruditos de Galileo pensaron que estaba irremediablemente perdida», reconoció Salvatore Ricciardo a Nature sobre un descubrimiento que se produjo el 2 de agosto y que ha revelado ahora en exclusiva la revista.

Galilei escribió la carta en 1613 para enviarla al matemárico de la Universidad de Pisa Benedetto Castelli. El astrónomo había asegurado en su libro 'Sidereus Nuncius' (1610) defendía el modelo copernicano, es decir, que los planetas giraban en torno al sol y no al revés, como habían defendido otros antes. Tres años después escribía esta carta en la que criticaba el modelo de la Iglesia católica de la concepción del mundo.

El problema para Galilei comenzó cuando varias copias de la misiva empezaron a multiplicarse y una de ellas llegó al dominico Niccolò Lorini. Ante la amenaza del sistema ptolemaico, el astrónomo fue invitado a cambiar sus teorías. Sin embargo, Galileo insistió con su obra 'Diálogos sobre los dos máximos sistemas del mundo' y entonces fue llamado por la Inquisición a Roma para ser juzgado por herejía.

Amenaza

La amenaza vaticana no era débil. Sólo dos décadas antes el astrónomo Giordano Brunohabía sido quemado vivo por defender el sistema heliocéntrico. Alertado por el recuerdo, Galilei decidió suavizar sus palabras cuando le devolvieron la carta para reconstruir su mensaje.

Franco Giudice, uno de los expertos que ha analizado el texto, asegura que el científico moderó sus teorías. La misiva descubierta muestra tachones y correcciones, pero hay un par de cambios de palabras decisivos. Por ejemplo, cuando el autor se refería a que algunos pasajes de la Biblia eran «falsos» retrocedió para decir que «parecen diferentes a la verdad». En otra ocasión se refirió a aspectos de los testamentos como «ocultos» y en su su segunda escritura -la que mandó a Roma para salvar la vida» suavizó su texto al elegir «velados».

Galilei salvaría la amenaza de muerte, aunque en arresto domiciliario porque fue condenado por hereje. Viviría hasta que murió con 77 años el 8 de enero de 1642, diez años después de su juicio. No obstante, aunque la Iglesia de Roma aceptó en el siglo XVIII que se publicaran obras con la teoría helicocentrista no fue hasta 1939 cuando se produjo la rehabilitación del sabio.

.

 

Fotos