Posada de Valdeón

Tomás Alonso denuncia el «estado indignante» de las telecomunicaciones y las carreteras del municipio

Tomás Alonso, alcalde de Posada de Valdeón./
Tomás Alonso, alcalde de Posada de Valdeón.

El alcalde de los ocho pueblos que conforman el municipio enclavado en Picos de Europa exige a la diputación «inversión en comunicaciones para atraer al turismo y asentar a la población»

Ana gonzález
ANA GONZÁLEZLeón

Una 'postal única'. Así define el alcalde de Posada de Valdeón, Tomás Alonso, su valle. Un municipio que conforman ocho pueblos enmarcados en pleno Parque Nacional de Picos de Europa. Tras ocho años en el mandato, afronta su tercera legislatura con energía y ganas de «seguir haciendo cosas que atraigan el turismo y asienten la población en nuestros pueblos».

Unas medidas que pasan por mejorar las comunicaciones entre las localidades de Posada y Caín, que cuentan con una carretera muy concurrida durante los meses de verano y que constantemente se ve bloqueada por la afluencia de caravanas que visitan el municipio para iniciar la ruta del Cares, uno de los principales atractivos turísticos de la zona.

Precisamente es la mejora y reforma de este recorrido, que ha conseguido «poner en la palestra el valle de Valdeón», uno de los principales retos del alcalde en esta legislatura, que cuenta entre sus proyectos la implementación de una tirolina para atraer a más turistas.

Unos trabajos de mantenimiento que también se han iniciado en la pista de Remoña con el objetivo de mejorar las comunicaciones entre León y Cantabria y explotar así todos los atractivos turísticos que presenta la zona.

Mejora de las telecomunicaciones

«El estado de las telecomunicaciones en el valle es indignante», así de contundente se muestra Alonso, que lleva en pie de guerra con las instituciones provinciales y autonómicas desde hace años para que se mejoren los servicios de internet en la zona.

Unos servicios que servirían de revulsivo contra una despoblación incesante en la zona de la montaña oriental y que genera una gran preocupación en el municipio. «Si tenemos buen internet y buenos servicios de telecomunicaciones, la gente se quedará», apunta el alcalde, que sostiene que «mucha gente trabaja desde casa y si podemos ofrecerles eso aquí, estoy convencido de que se quedan».

Con la llegada a la Diputación de un gobierno nuevo, Alonso espera que «se tomen en serio» las quejas que llevan trasladando desde hace meses al órgano provincial y del que, de momento, no han obtenido ninguna solución.

Alonso, que se declara un enamorado de Valdeón define el valle como «una postal única, con montañas y vistas que maravillan a cualquiera que visite la zona» y que lo convierten en «el valle más bonito que tiene España».