La provincia de León entra este domingo en la 'temporada alta' de riesgo de incendios forestales

El peor incendio forestal del pasado año, en La Cabrera./
El peor incendio forestal del pasado año, en La Cabrera.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente recuerda sobre todo la prohibición de hacer fuego fuera de los lugares autorizados y extremar la precaución en la utilización de herramientas que generen chispas

LEONOTICIAS

El operativo de lucha contra incendios previsto para este año 2018, que fue presentado en León el pasado 22 de junio, incluye 4.369 profesionales que dispondrán de 210 puestos y cámaras de vigilancia, 305 autobombas, 202 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 28 retenes de maquinaria, un RPA del ejército (sistema aéreo tripulado de forma remota), un dron del Ministerio y 31 medios aéreos con base en la Comunidad.

En lo que va de año se han producido 361 incendios, un 58 % por debajo de la media de los últimos diez años. Este año la campaña de peligro alto viene precedida de una climatología favorable, con abundantes lluvias en el mes de marzo, y temperaturas más frías de lo habitual, lo que ha provocado que el número de incendios en el primer semestre haya sido muy inferior al habitual.

No obstante, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente recuerda que sólo un 6 % de los incendios forestales se produce por causas naturales y el 94 % se debe a la mano del hombre, por lo que insiste en la prevención y la sensibilización como la mejor forma de luchar contra las conductas irresponsables.

Es necesario extremar las precauciones

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, insistió la pasada semana durante la presentación del operativo contra incendios forestales en León en la necesidad de extremar las precauciones este verano porque, debido a las últimas lluvias, hay una gran vegetación que es necesario segar y retirar los restos para evitar que se puedan prender.

La Orden FYM/510/2013 regula el uso del fuego y de las actividades susceptibles de originar incendios forestales, así como el uso recreativo y acceso público al monte, las medidas preventivas en el uso de barbacoas y de maquinaria y las medidas a aplicar en situaciones de alerta, alarma y alarma extrema en situaciones de especial riesgo meteorológico durante esta época de peligro alto de incendios.

Así, la Junta recuerda que, salvo excepciones autorizadas, desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre está prohibida la utilización de maquinaria y equipos en los montes y terrenos rústicos situados en una franja de 400 metros cuyo funcionamiento genere fuego, chispas o descargas eléctricas, así como el transporte fuera de la red viaria, el almacenamiento y la utilización de materiales inflamables o explosivos.

Sobre barbacoas, asadores y similares, la norma establece su prohibición salvo que se encuentren en edificaciones cerradas por los cuatro costados, con techo y chimenea dotada de matachispas. Con carácter excepcional, se podrán usar barbacoas fijas instaladas en zonas recreativas o de acampada habilitadas por las administraciones públicas siempre que cuenten con autorización expresa del Servicio Territorial de Medio Ambiente correspondiente. En el caso de campamentos juveniles deberán contar con informe favorable del Servicio Territorial y adoptar medidas de prevención y seguridad. No obstante, en ningún caso se podrán usar barbacoas cuando el viento sea superior a 10 kilómetros por hora o en días muy calurosos con temperaturas por encima de los 30 grados.

 

Fotos