Piden 11 años de cárcel y 15 de privación de la patria potestad a una pareja leonesa por maltratar a su bebé prematuro

Piden 11 años de cárcel y 15 de privación de la patria potestad a una pareja leonesa por maltratar a su bebé prematuro

La Fiscalía asegura que la madre golpeaba y zarandeaba al bebé, al que con sólo tres meses arrojó a la bañera, rompiéndole un brazo, siempre bajo la pasividad del padre | La pareja niega el maltrato

A.C.
A.C.León

Una pareja leonesa se enfrenta a 11 años de prisión y a 15 de privación de la patria potestad acusado de un delito de maltrato habitual y dos delitos de lesiones tras agredir y tirar a su bebé. La defensa niega los hechos y solicita la libre absolución. La celebración del juicio tendrá lugar el 10 de octubre a las 10:00 horas en el Juzgado de lo Penal nº1 de León.

Según las calificaciones previas, los acusados vivían junto a su bebé, que nació el 22 de abril de 2015 de forma prematura, en la vivienda de la abuela del varón en la localidad de Gordaliza del Pino.

Al poco del nacimiento y de forma frecuente, la madre comenzó a zarandear y a propinar golpes al bebé con el consentimiento del padre que no hizo nada para impedirlo ni le procuró asiste médica pese a ser consciente de la gravedad de los hechos.

En el marco de este maltrato continuado, el 12 de julio de 2015 los acusados estaban en el dormitorio preparando al niño para el baño, momento en el que empezó a llorar, lo que provocó irritación a la madre, que le arrojó en la bañera. Como consecuencia de la agresión, el bebé perdió la movilidad del brazo derecho al sufrir una fractura oblicua del húmero.

Ingreso en el Hospital

Tras la agresión, la pareja trasladó al bebé al servicio de Emergencias del Hospital de León, quedando ingresado en el área Pediatría donde le observaron además la existencia de varias lesiones - hematomas en mejilla, mandíbula y tórax y fracturas costales y en el cubito izquierdo-.por los golpes propiciados previamente por la madre.

Para la curación de sus heridas, el pequeño requirió de tratamiento médico, farmacológico y ortopédico, tardando en curar 113 días, de los que ocho estuvo ingresado, sin que le quedaran secuelas de carácter permanente.

El 24 de julio dictado, el Juzgado de Instrucción de Sahagún acordó para los padres la prohibición de acercarse a menos de 200 metros de su hijo así como de comunicarse con él por cualquier medio. El 16 de julio, la Gerencia Territorial de los Servicios Sociales de Castilla y León declaró la situación de desamparo del bebe y asumió la tutela legal, así como el acogimiento provisional con una familia. Finalmente, el 9 de diciembre se entregó a la abuela paterna del menor la patria potestad.

El Ministerio Fiscal entiende que los hechos son constitutivos de un delito de maltrato habitual y dos de lesiones cualificadas siendo autores ambos progenitores, para los que se pide una pena individual de prisión de once años de cárcel.

Asimismo, ambos se enfrentan a la privación de la patria potestad durante el tiempo de la condena así como a 15 años más tras el cumplimiento de la pena y la prohibición de acercarse a menos de 200 metros a su hija durante 4 años. Por último, la Fiscalía les exige el pago de una indemnización de 5.746 euros.

La defensa

Por su parte, la defensa niega los hechos y señala que el bebé estaba aquejado de un cólico del lactante desde los primeros de día y que era la madre, que sufría depresión postparto, la que se ocupaba de su cuidado durante todo el día, a pesar de su juventud e inexperiencia, mientras que el padre trabajaba en turnos de 24 a 12 horas, desconociendo las posibles incidencias que llevaba aparejadas el cuidado del bebe.

En cuanto a los hechos ocurridos el 12 de julio, la defensa asegura que el niño se resbaló de las manos de la madre como consecuencia del agua y el jabón. Al escuchar los lloros, el padre, que estaba descansando, fue hasta el baño y de inmediato buscó el coche para llevar al bebé al Hospital de León con la mayor prematura posible.

Por todo ello, entiende que los hechos no son constitutivos de ningún delito y solicita la libre absolución para ambos progenitores, estableciendo como pena alternativa en caso de que la mujer fuese condenada una mula de tres meses a razón de una cuota diaria de dos euros.

 

Fotos