El peaje de la autopista del Huerna ya es un 33,5% más caro que el resto de carreteras de pago

Peaje de La Magdalena. /
Peaje de La Magdalena.

Aucalsa, que es la quinta concesionaria con menos empleados, asegura haber amortizado solo el 31% de la inversión realizada en la AP-66

R.M.
R.M. León

El peaje de la autopista Campomanes-León (AP-66) es el tercero más caro del país. Los precios que cobra la concesionaria Aucalsa se sitúan para los turismos en los 0,1486 euros por kilómetro recorrido, lo que excede en un 33,5% al promedio del sector. A

sí lo constata el último informe del Ministerio de Fomento sobre las autopistas de pago, que desbroza los datos con los que cerró cada concesionaria en 2017.

La información permite calibrar lo que pagarían los conductores en caso de que el Huerna tuviera unos precios más parecidos a los del resto de autopistas. Actualmente los coches abonan 13,35 euros en las cabinas de La Magdalena, pero la tarifa sería 4,48 euros más barata de aplicar el precio por kilómetro que promedian el resto de concesionarias.

Los conductores de camiones de cuatro o más ejes desembolsan 21,8 euros por el mismo trayecto, y el coste sería 3,84 euros inferior de hacer la misma operación. El estudio de la contabilidad de Aucalsa constata que la empresa asegura haber amortizado menos de uno de cada tres euros (31%) de los que le ha costado la ejecución y mantenimiento de la infraestructura.

A falta de conocer las cuentas del pasado curso, resulta que entre 1983 y 2017, la empresa ha recaudado 795,2 millones de sus clientes. Pese a la suma, la deuda contraída, la amortización y los costes en conservación se habrían comido los ingresos, al punto de que en ese periodo la sociedad declara perdidas por 115 millones.

La mayoría corresponden al periodo en el que Aucalsa estaba integrada en la empresa estatal de autopistas. El Gobierno de Aznar privatizó la gestión en 2003 y si el foco se pone en ese año, resulta que los ingresos cosechados suman 550 millones, de los que logró retirar un 27,2% como beneficios antes de impuestos.

El informe detalla que, entre 2004 y 2017, Aucalsa ya pagó el impuesto de sociedades, entregando por vía impositiva 43 millones al erario, lo que supone un 8,2% de sus ingresos. El documento reconoce que el esfuerzo hecho en mejorar el firme redujo un 43% las reclamaciones en 2017 y dejó a la AP-66 como la cuarta con menos asistencias. Eso sí, se mantiene como la quinta autopista de pago con menos empleados por kilómetro de vía a cuidar.