«Muchas necesidades que resolver» en Valderas a las que Agustín Lobato busca hacer frente

El edil llega a la alcaldía de Valderas con la esperanza de mejorar el nivel de vida tanto de los vecinos como de la gente que pasa allí los meses estivales

MARINA ROJOLeón

El día 15 de junio se produjo un relevo en Valderas. Un cambio del PP al PSOE que asumirá Agustín Lobato quien se convirtió en el nuevo regidor de la localidad, tras ser la candidatura más votada en las elecciones municipales.

El socialista habla de «múltiples necesidades» a las que se debe enfrentar el pueblo tras «bastante dejadez durante estos años» tanto en el tema de las obras, como en patrimonio, algo que según asegura hay que abordar.

Cuando se refiere a patrimonio, Agustín habla de edificios privados y públicos, de los que el Ayuntamiento se ha tenido que hacer cargo de las obras o en los que ha tenido que invertir. «Hay necesidad de que se vayan abordando las cosas, e ir viendo que es lo del Ayuntamiento y que es lo del pueblo». En la actualidad una de las medidas que se está llevando a cabo, es la concentración parcelaria.

«Hay casas que necesitan ser arregladas, ya que están abandonadas, y por imagen y turismo necesitan una reforma», en estos casos el alcalde habla de que el propio consistorio tiene que intervenir gestionando o ayudando a gestionar dichos trabajos.

Actividades en el pueblo

Un verano lleno de actividades culturales, exposiciones y fiestas para la gente que acude al pueblo es lo que ofrece este municipio leonés. «La imagen del pueblo necesita resucitar, que este bien a la vista del turista y de la gente del pueblo» con esta declaración Lobato habla de renovar, de dar una nueva imagen y de intentar resurgir una localidad que se tiene que enfrentar, como tantas otras, a la pérdida de habitantes y al abandono en muchos casos de las administraciones.

Centrado en el turismo, el patrimonio y los vecinos, pero sin olvidar el medio ambiente. Los márgenes del río y los espacios medioambientales de los que a la gente les gusta disfrutar no se encuentran en las condiciones más idóneas por lo que el alcalde también ha pensado en ello.

En términos generales, Lobato habla de financiación, de que «las cuentas del pueblo vuelvan a su sitio». «Articular sistemas donde los pequeños dioses, que son la gente, tengan donde comer y vivir dignamente», con esta esperanza el alcalde socialista intentará levantar y mejorar en todo lo que esté en su mano esta pequeña localidad leonesa.

Temporales durante el verano

Los fuertes vendavales y el tiempo han provocado destrozos en varias viviendas y en dos paredes del cementerio por lo que el alcalde asegura están pidiendo «convertirlo en zona catastrófica, para que la gente pueda aliviar su pena y dolor, y las administraciones se hagan cargo de ello, por lo que esto será sometido a un pleno. Desde la Diputación ya se está trabajando en el tema al que han pedido los papeles para poder llevar a cabo la gestión y también se le pide mejoras en el alcantarillado.

«El futuro de la zona es muy importante ya que está a merced del cielo y de la lluvia», así se refiere Lobato a la dependencia del tiempo que sufre la agricultura. También habla de la necesidad de que «los regadíos pasen por aquí» ya que «la gente tiene que tener donde trabajar y donde vivir», de nada vale hablar de asentar población sin realizar ninguna medida explica Agustín.

En el verano se duplica la población, gente que emigro vuelve de visita o a pasar el verano, además hay mucha gente de pueblos de alrededor que deciden ir a pasar el día y disfrutar de las terrazas, y de la gente. Un ambiente muy agradable que hará disfrutar de Valderas tanto a vecinos como visitantes.