La fuerza del río Cares provoca un desprendimiento en Caín y los vecinos sacan los coches del pueblo

Crecida del río Cares y desprendimiento en Caín. / Mariano Rojo

La situación en el valle de Valdeón puede ser «grave» si no paran las precipitaciones y bajan las temperaturas en las próximas horas | El río ya se ha desbordado en Soto y las zonas bajas

R.FARIÑAS

El aumento de las temperaturas, tras las nevadas de los últimos días, ha provocado que los ríos de la provincia de León crezcan de manera exponencial debido a las fuertes lluvias.

Consecuencia de ello ha sido la situación que se vive a estas horas en la localidad de Caín, dentro del municipio de Posada de Valdeón. La fuerza del río Cares ha provocado el desprendimiento de parte de una finca, al filtrarse el agua entre la caliza y la tierra.

Ante esta situación, los vecinos han optado por sacar los coches del pueblo de Caín, ante el peligro de que el puente que da salida a la localidad se pudiera venir abajo ante la potencia del río.

En detalle

Y es que la nieve sigue en las cumbres, alcanzado espesores de más de un metro en algunas zonas de valle, y las altas temperaturas profundizarán en el deshielo. Además, la previsión anuncia que las lluvias seguirán hasta la jornada del jueves.

En las zonas más bajas, como Soto de Valdeón, el río ya se ha desbordado a anegado algunas fincas aledañas a su cauce. «Si no baja la temperatura va a ser grave», aseguran vecinos del municipio.

Por su parte, el alcalde de Posada de Valdeón ha llamado a la tranquilidad y garantiza que la situación «está controlada» y, de momento, no hay problemas ni peligro para los núcleos urbanos.